Alertan sobre red de pedofilia que contacta a niños y adolescentes

A esta preocupación de la UFECI de la Procuración General de la Nación, se sumó la Unidad Especializada en Cibercrimen y Evidencia Digital del Ministerio Público Fiscal del Chubut, a cargo del fiscal general Fernando Rivarola.

La Unidad Fiscal Especializada en Ciberdelincuencia (UFECI), a cargo del fiscal general Horacio Azzolin, alerta sobre maniobras de una red de pedofilia que contacta a chicos de entre 10 y 14 años a través de grupos o comunidades de WhatsApp.

El parte de prensa de la UFECI nacional realizó un informe acerca de cómo cuál es la operación para producir los engaños y las recomendaciones a tener. La campaña de concientización, a la que sumó Chubut, está dirigida a usuarios menores de edad y sus padres, a manera de supervisores de los contenidos que los adolescentes manejan por la Internet.

LA FACHADA DEL UN “DESAFIO”

Dichos grupos son creados bajo la fachada de un desafío: crear comunidades grandes, es decir, con muchos integrantes. “Metan gente” o “Tenemos que llegar a 2000”, son algunos de los nombres de los grupos que fueron identificados y denunciados. Los integrantes de la red incentivan a los chicos y adolescentes para que sumen a compañeros y/o amigos de su edad.

Una vez que están dentro de esas comunidades, los administradores comienzan a enviar fotos y/o videos de contenido sexual, violento o discriminatorio. De acuerdo a las denuncias realizadas en los últimos días, ofrecen dinero a cambio de que los adolescentes y niños les manden archivos similares.

Ante esto, UFECI advierte que, en caso de tomar conocimiento de una situación de estas características, se puede reportar los hechos a las comisarías o unidades especializadas de cada jurisdicción del país.

SELECCIONAR CONTACTOS

Desde WhatsApp (perteneciente a la empresa Meta) recomiendan a todos los usuarios realizar una revisión de privacidad que les permita elegir el nivel de protección adecuado y acceder a una guía paso a paso para reforzar la seguridad de su cuenta y personalizar sus ajustes de privacidad, todo en un mismo lugar, de manera guiada y asistida. Esto incluye que los usuarios puedan elegir quién puede contactarlos, controlar su información personal, añadir más privacidad a sus chats, añadir más protección a sus cuentas, etc.

La incorporación o no a grupos de WhatsApp puede ser configurada por cada usuario dentro sección “Privacidad” del menú de Ajustes de la aplicación. Allí, dentro de la sección “Grupos”, el usuario podrá elegir la posibilidad de que cualquiera (opción “Todos”) pueda agregarlo, que solo sus contactos (opción “Mis contactos”) o solo determinadas personas (opción “Mis contactos, excepto…”).

Para los casos de niños/as menores de edad, una posibilidad para evitar la inclusión involuntaria a este tipo de grupos (realizada por desconocidos o por otros niños/as) es seleccionar la última opción y excluir a todos los contactos o dejar solo a algunos de confianza (como familiares). Desde WhatsApp aclararon además que la plataforma debe ser utilizada solo por mayores de 13 años y recomendaron a los usuarios adolescentes consultar el Centro de Información para Adolescentes.

CUIDADO CON LOS CONTENIDOS

Adicionalmente, en la sección “Almacenamiento y datos”, en la sección “Descarga automática” puede optarse por no descargar automáticamente los siguientes tipos de archivos: fotos, audio, video y documentos. Además, determinar qué tipos de archivos se descargarán sin intervención del usuario puede evitar la exposición a material no deseado que se remite en este tipo de grupos.

Además, cuando un usuario recibe un mensaje por primera vez de una persona que no está guardada en sus contactos, recibirá señales para decidir si le responde o si decide bloquearlo o reportarlo. Esas señales incluyen saber si tienen grupos en común y si el número de teléfono está registrado en un país diferente al del usuario. Además, la aplicación permite silenciar cualquier llamada de números desconocidos.

MINIMIZAR RIESGOS

Desde la plataforma recomendaron prestar atención a lo que se comparte a sus contactos, ya sean mensajes, fotos, videos, archivos o mensajes de voz, ya que el destinatario tendrá la capacidad de reenviar o compartir estos mensajes con otras personas, si quisieran hacerlo. Para ello, está disponible la opción de enviar archivos en formato visualización única, lo que significa que se eliminan una vez que la persona accedió a los mismos. Esta alternativa no permite tampoco realizar una captura de pantalla de dichos materiales.

Finalmente, en términos generales, para el uso seguro de esta y otras plataformas, se recomienda activar el segundo factor de autenticación y, para el caso específico de WhatsApp, no se debe compartir nunca con terceros el código de activación de la aplicación que suele llegar por mensaje de texto. De esta forma se minimiza el riesgo de perder el control de la cuenta.

Para ello debe ingresarse, en la sección “Cuenta” del menú de ajustes, donde podrá colocarse una clave de acceso, asociar una dirección de correo electrónico (que facilita la recuperación de la cuenta) y activar la verificación en dos pasos. Las instrucciones adicionales pueden encontrarse también en el sitio de la plataforma.

Fuentes: Unidad Fiscal Especializada en Ciberdelincuencia de la Procuración General de la Nación, Dirección de Comunicación Institucional de la Procuración General de la Nación y empresa Meta, operadora de WhatsApp.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico