Ambigua respuesta gubernamental por tests que dona gremio petrolero

Esto es lo que se deprende de las declaraciones que a media mañana de este jueves formuló a El Patagónico el subsecretario de Seguridad de Salud de la provincia, Germán Aballay, cuando se le preguntó sobre los motivos por el cuales desde el gobierno provincial no se permitía que el Sindicato Petrolero de Santa Cruz utilizara 10 mil kits de test rápidos que adquirió con fondos para detectar COVID 19.

sVale recordar que fue el propio secretario general del gremio, Claudio Vidal, quien denunció públicamente ese impedimento acusando algunos encumbrados referentes del Frente de Todos en haber convertido ese espacio político justicialista en un Frente de Pocos.

Aballay arribó a Caleta Olivia para observar la tarea que realiza el COE local en la lucha contra la pandemia y recorrió los centros de hisopados del Plan Detectar, el Centro Monitoreo, el Hospital Zonal y el complejo deportivo “Ing. Knudsen” que fue convertido en una guardia para pacientes contagiados del virus.

DICE DESCONOCER

LA PROPUESTA

Respecto a las críticas del gremio petrolero, el referente de la cartera sanitaria dijo que “pareciera que por cualquier cosa relacionada con la pandemia se apunta inmediatamente contra el subsector salud” del gobierno, asegurando que personalmente “no ha recibido hasta ahora ninguna propuesta ni de dos mil, ni de diez mil, ni veinte mil test que se quiera donar desde el sector de los petroleros privados”.

“Imagínense que la provincia viene haciendo un gran esfuerzo económico para que todas las localidades tengan los insumos necesarios. Entonces, ¿cómo no vamos a aceptar una donación de kits que son necesarios para seguir avanzando en esta tarea?” preguntó elípticamente, a modo de dejar sin fundamentos a la denuncia de Vidal.

Sin embargo admitió tácitamente que tenía conocimiento de esos test porque forman parte del equipamiento de un móvil sanitario del gremio petrolero, el cual aún no tiene autorización para realizar operativos en diferentes localidades.

“No es que la provincia se oponga a ello –aseguró- y de hecho estamos avanzando en ese sentido pero lógicamente, un laboratorio de testeo (el equipamiento móvil del gremio) tiene que tener previamente una autorización del Instituto Malbrán que es que centraliza la actividad de todos los laboratorios que se habilitan en el país”.

A ello sumó el hecho que todos los insumos medicinales que se aporten deben contar con el aval de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT).

De esta manera, a modo de procurar diluir las críticas, reiteró que cuando se concreten esas habilitaciones “serán bienvenidos todos los recursos que se aporten a la salud pública para avanzar en la estrategia vinculada con el diagnóstico” de la pandemia.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico