Apareció muerta una adolescente a la que buscaban desde hace cinco días

Salió de su casa el pasado viernes, iba a dar una vuelta en bici y no regresó más. Apareció muerta este miércoles en un cañaveral, fue golpeada salvajemente y la autopsia va a determinar si fue violada.

Gisella Tatiana Núñez Valdez tenía 17 años y salió de su casa el pasado viernes. Le avisó a la mamá que iba a pasear en su bici y nunca más regresó. Cinco días más tarde, un grupo de trabajadores que volvía de una finca del paraje El Rincón, en el sur de la capital Tucumán, encontraron su cuerpo en un cañaveral. Tenía diferentes hematomas y se espera la autopsia para determinar las causas de su muerte.

El cuerpo estaba en un campo al costado de la ruta provincial 324, a unos 60 kilómetros al suroeste de San Miguel de Tucumán. Fue encontrado debido al olor por su descomposición.

La mamá de Gisella, Norma Beatriz Núñez, se presentó en la comisaría a hacer la denuncia ese mismo miércoles casi al mismo tiempo en que encontraron el cuerpo. La mujer explicó que era normal que la adolescente se ausentara durante varios días de su casa y que por eso no hicieron la denuncia antes.

Luego, los policías le alertaron sobre el hallazgo del cuerpo. Las características físicas coincidían y la llevaron a verlo: era su hija Gisella.

Los médicos forenses afirmaron que la chica tenía golpes en el rostro y que aparentaba tener el cuello fracturado. Ahora esperan que el cuerpo sea sometido a una autopsia para que se determinen las causas de su muerte y si hubo abuso sexual.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico