Atlético Tucumán cosechó un triunfo de oro ante The Strongest en La Paz

Atlético Tucumán obtuvo anoche un triunfo de oro como visitante ante The Strongest de Bolivia, en la altura de La Paz, por 2 a 1, en partido de la tercera fecha del grupo C de la Copa Libertadores.

Nicolás Romat, a los 11m del primer tiempo, y Javier Toledo, a los 30m del segundo, anotaron los goles del equipo de Ricardo Zielinski; Edis Ibargüen, a los 37m de la etapa inicial, había marcado el empate transitorio para el local.

El "Decano" cosechó así sus primeros tres puntos en el certamen (había perdido con Libertad de Paraguay y Peñarol de Montevideo) y mantiene viva la ilusión de avanzar a los octavos de final.

The Strongest, por su lado, también quedó con tres unidades (triunfo a Peñarol y caída con Libertad), lo mismo que los uruguayos, que anoche cayeron por 2 a 1 en Paraguay ante el líder Libertad, que cuenta con puntaje ideal de 9 unidades en tres presentaciones.

Atlético Tucumán, que hizo base en Santa Cruz de la Sierra y llegó a La Paz solo dos horas antes del partido para mitigar los efectos de la altura, se paró con autoridad y sacó ventaja en su primera aproximación: a los 11m, cuando todavía no había pasado mucho, Romat sacó un estupendo remate que se metió en el ángulo superior derecho y se convirtió en el 1 a 0.

Sin embargo, The Strongest empezó a dominar la pelota, se fue adelantando en el terreno y el “Decano” se vio obligado a refugiarse cerca de su arco.

El equipo boliviano encontró el empate con su fórmula preferida, un centro que esta vez conectó Ibargüen (un poco con el hombro, otro poco con la espalda) para el 1 a 1. Y antes del cierre de la etapa tuvo dos ocasiones para ponerse en ventaja con otro de sus mejores recursos, el remate desde lejos.

Primero probó Escobar, y su tiro dio en el travesaño; y después lo siguió Castro, con un disparo apenas desviado a la izquierda de Batalla.

El descanso le dio un respiro al conjunto tucumano, que usó, sobre todo, para defender. Así aguantó hasta los 20 minutos del complemento, momento desde el que el dominio del local se hizo sostenido y por momentos abrumador.

The Strongest tuvo ocasiones múltiples: tiros en los palos, despejes milagrosos de la última línea visitante, buenas atajadas de Augusto Batalla. Y cuando peor la pasaba, Atlético Tucumán encontró una chance que -su gran virtud- no desperdició.

Valverde, como último hombre, dejó muy corto un despeje; Fabio Alvarez definió por arriba de Peñarrieta; la pelota pegó en el travesaño y Toledo, de palomita (casi al ras del suelo), puso la cabeza para el 2 a 1.

Los tucumanos recuperaron el aliento, fortalecieron el ánimo y -aunque con sufrimiento-, lograron sostener la diferencia hasta el último pitazo de Bascuñán.

En la próxima fecha, la cuarta, el Decano y The Strongest volverán a enfrentarse, pero en Tucumán, el miércoles de la próxima semana; y un día más tarde completarán la jornada Peñarol y Libertad en Montevideo.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico