Cerró su negocio y lo anunció en la pizarra: "gracias Macri"

La dura crisis que atraviesa el país se refleja en los comercios que de a poco cierran sus puertas. Este es el caso de Julio Sobier, quien cerró su almacén "por la actualidad insostenible". El anuncio lo realizó a través de la pizarra en la que escribía las ofertas del día: "con Cristina lo abrí y con Macri me fundí".

Comodoro Rivadavia no escapa a la dura crisis que atraviesa el país y los comerciantes sufren cada vez más llevar adelante sus negocios. Los impuestos aumentaron, al igual que los servicios y los productos y esto hace que muchos dueños decidan cerrar sus puertas.

Así lo hizo Julio Sobier este fin de semana. El comodorense fue dueño de Carnicería y Almacén Thiago, ubicado en Fracción 14, manzana 12, lote 12 en Bella Vista Sur. Este fin de semana bajó las persianas de su negocio y contó los motivos en comunicación con Radio Del Mar.

Es doloroso cerrar las puertas luego de 5 años de trabajar en un negocio familiar. Es un comercio grande donde tenemos compañeros. En los 4 años que me fui del barrio Quirno Costa se hizo conocida por todo lo que hacíamos. Hoy compraba algo a $2 y mañana a $4, no tenía sentido. Estaba todo el tiempo poniendo plata en el negocio, más empleados, más impuestos. De luz llegué a pagar $40.000 y hace una semana me llegó notificación de que me iban a cortar la luz si no la pagaba, antes pagaba $25.000 y en impuestos más o menos tenes 100 mil pesos”, relató el comerciante.

Julio además expresó que no sabe por ahora de qué vivir: “preferí mi tranquilidad, la de mi mujer y de mis hijos, trabajamos nosotros 12 horas, perder la familia por un negocio que ya no iba, no da. Culpo al gobierno porque a mí me arruinó. A nadie le gusta perder lo suyo, más si te cuesta. El negocio me costó la mayor parte de mi vida, 5 o 6 años ahí adentro esclavizándome de a poco, comprando de a poco, invertí parte de mi vida ahí adentro. Ilusiones tengo, pero cómo haces para salir, no sabes”, comentó.

“Llegué a tener cinco empleados y los tuve que sacar de a uno. Fue pura pérdida, lo aguanté pero después tuve que empezar a sacar plata de otros lados y no tenía sentido. Hoy tengo que vender las máquinas para pagar a los proveedores (las mismas están publicadas en Facebook Carnicería Thiago). Hoy cuando abrí el Facebook tenía 50 solicitudes de amistad, por privado me pedían que no cierre, pero no se puede. Una bolsa de pan te sale $60 y mañana la tenes que subir a $70. Este año pagaba una gaseosa a $20 de costo y mañana $30, te suben las cosas, no te avisan y tenes que sacar plata de tu bolsillo”, remarcó.

Por último afirmó que “tenía empleados que se pagaban, en blanco, nosotros somos responsables y estamos al día con todo, no tenemos problemas de papeles, siempre hicimos todo legal. Cerré el negocio el sábado, hoy temprano me llamó el intendente. No es una noticia alegre. Tenemos un grupo de comerciantes en Whatsapp, hace 3 años eramos como 100 y ahora quedan 15, estamos quedando pocos”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico