Comienza el juicio contra el policía que mató a una perra

El caso de "Tita" motivó más de una campaña en pedido de justicia desde el 26 de marzo de 2020 cuando ocurrió el crimen. El policía atacó con su arma reglamentaria al animal y ahora deberá responder ante la justicia.

El próximo 26 de mayo a las 08:30 de la mañana comienza el juicio por el crimen de Tita, en anos de Elías Saavedra. Organizaciones sociales y proteccionistas invitan a la comunidad a acompañar a la familia de Tita en la causa que busca sentar precedente en la provincia.

Cabe señalar que el crimen de "Tita" ocurrió en Playa Unión, frente a la vista de sus dueños. En la reconstrucción de los hechos, se advertía que la perra sólo había ladrado a Elías Saavedra, un sargento de la Policía de Chubut y este respondió con un disparo.

Luego del disparo, el uniformado escapó. Maximiliano, el dueño de Tita se dirigió rápidamente a la veterinaria pero la perra murió desangrada. A raíz de esto decidieron efectuarle una autopsia para que quedara constancia de lo ocurrido.

Por otro lado, el policía que realizó el disparo, aseguró que fue agredido físicamente por la perrita y por su dueño. Sin embargo, los vecinos del lugar que son testigos de los hechos, declararon que Tita no atacó físicamente al uniformado. En su testificación aseguraron que la canina únicamente le había ladrado al sujeto.

En el inicio de la denuncia penal radicada contra el efectivo, la Red de Abogados de Derecho Animal emitió el Comunicado N° 04/2020 al respecto, donde expresaron su voluntad para denunciar el proceder de este policía y solicitar que sea suspendido en sus funciones y retirada su arma hasta que se esclarezca este hecho que encuadraría en varios delitos, pero en particular en violación a la Ley Penal 14.346 al producir el sufrimiento y la muerte por sólo perversidad contra Tita.

En tal comunicado, los especialistas en leyes afirmaron que según las pruebas existentes el policía Elias Saavedra, actuó en forma absolutamente abusiva, con ánimo de perversidad, sin justificación alguna y por ende delictiva. Por ello solicitaron el máximo rigor sancionatorio que permite el reglamento policial, que es la baja deshonrosa de la fuerza.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico