Concejal denunció a un funcionario municipal por maltrato, agravios y amenazas

Se trata de Marcela Roberts, de Chubut Somos Todos, quien pidió que se haga cumplir una ordenanza para regular los deliverys. Según su presentación, el director de Transporte, Juan Markaida, le habría dicho: "Sos una h...de p..., te voy a hacer m...". El intendente ordenó un sumario.

El reclamo de una concejal a un funcionario municipal para que se haga cumplir una ordenanza terminó en los Tribunales. Fue por la reglamentación de la actividad de “deliverys” en Trelew.

Todo comenzó cuando la edil Marcela Roberts, de Chubut Somos Todos, pidió que se impongan controles a la actividad. Se lo solicitó al director de Transporte, Juan Markaida, quien argumentó que la norma estaba mal legislada.

Pero el contrapunto político, al parecer, subió de tono y terminó en la Justicia: Roberts denunció a Markaida por agresiones verbales y amenazas. La denuncia se enmarca en violencia de género e institucional, dada su investidura como concejal.

“Sos una h… de p…, te voy a hacer m…”, fue el final de una conversación telefónica entre ambos, que consta en la denuncia.

Las denuncias son dos. Según la documentación a la que accedió diario Jornada, la primera fue el 7 de marzo en la sede de la Comisaría de la Mujer. El funcionario fue notificado a los dos días, el 9 de marzo. Allí, el tema es enmarcado en un hecho de violencia contra la mujer.

Posteriormente, y bajo el asesoramiento de su representante legal, Roberts realizó una segunda exposición. Fue el 15 de marzo en el Ministerio Público Fiscal, dando cuenta la significancia de amenazas y malos tratos teniendo en cuenta su investidura como concejal. Podría presentarse aquí, según su abogado, violencia institucional.

En el texto, la concejal indica: “Vengo a formular denuncia contra el señor Juan Markaida, director de Transporte de la Municipalidad de Trelew fundando la misma en el maltrato verbal, lo cual me ha agraviado en mi calidad de mujer, denostando mi trabajo y mi investidura. También, en las amenazas recibidas por parte del denunciado, las que han causado en mi persona temor suficiente de que las mismas se transformen en realidad, temiendo por mi persona como por la integridad de mis hijos, nuera y nieta recién nacida, pretendiendo con las amenazas coactivas cese en mis declaraciones públicas respecto a los agravios que me infunde el hoy denunciado, todo lo cual se enmarcan en las normas contra la violencia de género vigente y tipificado artículo 149 bis del Código Penal de la Nación”.

Y agrega: “sus descalificaciones fueron graves, puesto que su ataque me agravió personal y laboralmente, recordando que el artículo 17 de la Carta Orgánica protege a nuestra labor declarando la inmunidad”.

En la exposición ante Fiscalía, Roberts aseguró que “desde ese momento he quedado muy impactada y verdaderamente atemorizada, tanto por mi persona, pero lo que me preocupa es la integridad también de mi familia, ya que junto a mí, vive mi hija menor y muchas veces, por mi actividad está sola en nuestra vivienda”.

Roberts apuntó que “luego del hecho, me comunico con el concejal Juan Aguilar, quien estaba al tanto de lo sucedido, ya que el mismo refirió que al momento de que Markaida me llamara para amenazarme, el concejal estaba reunido con el denunciado y presente en ese instante, motivo por el cual solicito se lo cite a prestar declaración”.

El intendente Adrián Maderna ordenó un sumario administrativo, además de la intervención del área de Legales a instancias de la Secretaría de Gobierno. Una vez que esta se expida, trasladará el tema al jefe comunal, que –según adelantó una fuente del municipio- no tolerará este tipo de situaciones y dejará que la Justicia dictamine.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico