Daniel Malnatti fue asaltado en La Boca

El periodista Daniel Malnatti fue víctima de un violento robo cuando se retiraba junto a su novia de una pizzería del barrio porteño de La Boca.

Cuando Malnatti se retiraba del local, el último viernes, fue interceptado por tres delincuentes jóvenes que le sacaron su teléfono celular, dinero y todos los documentos. Según se reveló, uno de los ladrones fue atrapado después por la policía, pero al ser menor de edad ya fue liberado por el juez.

"Es tan común que no me sorprende. Estaba saliendo de una pizzería en La Boca, en una avenida muy iluminada y en segundos teníamos a tres chicos armados que me apuntaron en la cabeza y nos sacaron todo. Iba con mi pareja, Sol, a ella la tiraron al piso, la arrastraron y luego se escaparon corriendo. Sucedió a dos cuadras y media de una comisaría", explicó hoy el periodista en declaraciones a TN.

Ante la sorpresa y el temor de la amenaza con un arma de fuego, Malnatti le dio todo lo que tenía a uno de los delincuentes. Sin embargo, al ver que los otros dos no estaban armados y que eran muy jóvenes, su novia se negó.

"Cada uno reacciona de una manera distinta y eso no lo podés prever. Me estaban apuntando, les di todo lo más rápido que pude, pero eran pibes... eran chicos. Los otros dos no tenían armas, estaban lejos, Sol les dijo que no les daba nada y hubo un forcejeo. Obviamente que nadie quiere perder lo que tiene, recuperar un celular son seis meses de trabajo, que es lo que usamos nosotros para trabajar. Entonces claro, la tiraron al piso, la arrastraron y después se complicó. El que me estaba apuntando a mí fue a resolver esa situación y ahí está el peligro. Son pibes y uno dice que no pasa nada, pero están armados y están en cualquiera", indicó Malnatti.

"La que más sufre la inseguridad es la gente del barrio porque yo estaba ahí de casualidad pero ellos están siempre y los pibes también. Cuando fui a la comisaría había más gente que en la pizzería, estaba lleno de personas que fueron víctimas de un hecho delictivo", explicó.

Se mostró de acuerdo con un artículo que escribió la activista Mayra Arena en los últimos días, en el que señaló que "la baja de la talla en los delincuentes, cada vez más flacos, más petisos, más aniñados, ha generado que mucha gente se resista a los robos y se resuelva todo en un mano a mano".

"Se establece esta relación entre la vulnerabilidad social y la delincuencia. Esto se resuelve con mucho tiempo. Si le damos de comer a los chicos quizás deje de pasar. Es terrible lo que digo", concluyó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico