Después de acceder a una probation volvió a delinquir y lo condenaron a prisión efectiva

Alejandro Torres Suárez había violado una suspensión de juicio a prueba que le concedieron en 2014 en el marco de tres causas por robo y en lugar de abstenerse a tener problemas con la ley, acumuló una decena de delitos contra la propiedad, por lo que fue condenado a la pena de prisión efectiva. La Fiscalía reunió una decena de causas por delitos menores que se le abrieron durante los últimos años. De esa manera al admitir su culpabilidad ante la jueza Gladys Olavarría deberá cumplir ahora 3 años y 8 meses de prisión.

El fiscal Julio Puentes propuso en marzo un acuerdo de juicio abreviado a la defensa pública que asesora a Claudio Alejandro Torres Suárez, un joven de 23 años que había acumulado una decena de causas de delitos menores entre 2014 y 2017, infringiendo el acuerdo que tenía de una suspensión de juicio a prueba. De ese modo, a partir del juicio abreviado y de reconocer su responsabilidad, el acusado ya comenzó a cumplir una condena de prisión efectiva en la alcaidía policial de Comodoro Rivadavia.

El acuerdo propuesto por la Fiscalía fue de 3 años y 8 meses de prisión efectiva para el acusado que acumuló una decena de delitos menores luego de haber incumplido en 2015 la suspensión de juicio a prueba que había firmado el 1 de junio de 2014 luego de haberse visto implicado en tres causas de robo. En definitiva, se le revocó el acuerdo y comenzó a cumplir prisión en diciembre del año pasado.

Con Torres Suárez cumpliendo prisión, el fiscal Puentes presentó en marzo el acuerdo al que llegaron las partes. Fue ante la jueza Gladys Olavarría, quien homologó el juicio abreviado. Así deberá cumplir otra nueva condena por las diez causas que acumuló cuando la Justicia ya le había dado una oportunidad.

ROBO AGRAVADO

El joven nacido en esta ciudad en 1994 reconoció todos los delitos que cometió, diez en cuatro años, la mayoría por robos simples en grado de tentativa, daños y hurto de automotor.

Entre los legajos que se le anexaron al nuevo acuerdo figuran robo; robo simple en grado de tentativa; dos causas de encubrimiento; robo en calidad de coautor de automotor dejado en la vía pública; tres causas de robo simple; un daño en concurso con robo y la más grave de todas un “robo agravado por utilización de llave verdadera sustraída en concurso real con hurto de automotor”.

Esta causa en que la Fiscalía logró juntar evidencia suficiente para imputarle el delito a Torres Suárez fue fundamental para arribar al acuerdo. Según se supo, el robo agravado por el que fue condenado, tuvo lugar en una vivienda de la calle Samper López al 2100 del barrio Roca el 19 de diciembre del 2015 cuando golpeó la puerta de la casa y se hizo pasar por vendedor.

Cuando la empleada de la propiedad le abrió la puerta, se abalanzó contra la mujer y la empujó, ingresó abruptamente y sustrajo la llave de un vehículo que luego dejó abandonado.

Sin embargo, un eficiente trabajo de la Policía Científica en el vehículo permitió levantar un rastro papilar que correspondía con Claudio Alejandro Torres Suárez, que ya estaba prontuariado en el sistema AFIS de huellas digitales de la provincia del Chubut. A la causa se sumó la denuncia de la víctima y de la empleada que fue abordada por el acusado.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico