Docente de arte es investigado por presunto abuso sexual

El Ministerio Público Fiscal investiga a Helvert Collantes por dos denuncias por presunto abuso sexual. Hace un mes se notificó a sus empleadores para que adoptaran los recaudos del caso. Hubo un "escrache" al menos en uno de los lugares en los que trabajaba y en la casa en la que vive. El hecho motivó hasta la suspensión de una obra de teatro.

“Lorena Garate, funcionaria de Fiscalía, tiene el agrado de dirigirse a UD. en relación a los casos N° 113.032 y N° 113.999 en trámite ante este Ministerio Público Fiscal sito en Máximo Abásolo N° 980, 2° Piso de esta ciudad, a fin de informar a los fines que estime corresponder que el Sr. Helvert Rogger Collantes Morán, DNI 94.953.935, de quien hemos tomado conocimiento que desarrolla actividades vinculadas al ámbito cultural en esta ciudad, ha sido denunciado en los Casos de mención por presunto abuso sexual, los cuales se encuentran en etapa de averiguación preliminar”.

Ese es el memo al que accedió El Patagónico y que envió el Ministerio Público Fiscal el 7 de octubre de 2021 con carácter de “urgente” a Supervisión de Escuelas de Comodoro Rivadavia para informar sobre el inicio de la investigación y se tomara nota de que el sospechoso se desempeñaba laboralmente en lugares donde hay mayoría de menores de edad.

Según pudo saber este medio, la comunicación fue enviada a los distintos lugares en los que trabajaba Collantes en esta ciudad, como la Escuela de Arte y la Secretaría de Cultura de Comodoro Rivadavia, sin descartarse que pudieran haberlo recibido otras instituciones donde el docente se podría estar desempeñando, tal como hizo a lo largo de los últimos años.

DOS CAUSAS PARA INVESTIGAR

Collantes es un docente de enseñanza artística ampliamente conocido y que había constituido el grupo independiente de teatro “Mablan Títeres & Espectáculos”, el cual se dedicaba a organizar eventos como el Festival de Títeres Muñecos de Arena y Viento en Rada Tilly. También organizaba diferentes obras de teatro en Comodoro Rivadavia.

Según pudo reconstruir este medio, la investigación que lleva a cabo el Ministerio Público Fiscal habría comenzado hace dos meses con una primera denuncia, pero el docente habría asegurado a su círculo íntimo que todo se trataba de una campaña en su contra por parte de una estudiante.

No obstante, hubo docentes que solicitaron su separación argumentando que trabajaba con menores, pero algún directivo se resistía atribuyendo la acusación a “rumores”. Sin embargo, la segunda denuncia habría sido concluyente, sobre todo a partir de la comunicación de Fiscalía.

“ESCRACHES”

En los últimos años, Collantes había logrado afianzarse como gestor cultural, promoviendo diferentes espectáculos en los que se encargaba de la parte técnica, iluminación y sonido de los shows. Al conocerse la noticia, se realizó un “escrache” en uno de los lugares donde trabajaba y en las paredes de su vivienda ubicada en La Loma, acusándolo de abusador. La vivienda habría sido repintada en los últimos días.

El Patagónico pudo corroborar que se pegaron carteles (foto) en dos de las ventanas del Centro de Información Pública (CIP) con una ilustración del rostro de Collantes, acompañado por las palabras “Helvert Collantes” y “Violador”. Se intentaron quitar las imágenes, pero al estar pegadas solo se rayaron los vidrios. Aún permanecen en el espacio público.

A raíz de las denuncias, el docente de enseñanza artística también habría tenido que suspender la presentación de una obra de teatro porque uno de los familiares de las presuntas víctimas lo habría ido a increpar donde se realizaba la obra.

La obra estaba dirigida por Collantes y se venía desarrollando en un barrio de la zona norte a partir del levantamiento de las restricciones sanitarias.

El familiar de una de las presuntas víctimas habría llegado al lugar después de informarse en las redes sociales de que el docente de enseñanza artística y su compañía de teatro estarían en el lugar. Y aunque no lo habría encontrado, los organizadores de la función habrían optado por suspender la obra debido al escándalo.

En este contexto, exintegrantes de su círculo íntimo afirman que Collantes cambió de aspecto y que dejó de frecuentar los círculos en los que se movía.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico