Dos autos que usaban integrantes de la familia Nieves estaban adulterados

La policía determinó que un VW Gol secuestrado el miércoles durante una persecución por un robo domiciliario era utilizado por integrantes de la familia Nieves. Ese vehículo tenía pedido de secuestro por parte de la Policía Federal, ya que había sido sustraído en Buenos Aires. Mientras, el sábado se le incautó un Fiat Siena a Jorge Nieves y se comprobó que tenía adulterado el chasis.

El Volkswagen Gol estuvo involucrado en el robo de una vivienda en la zona de la Exradio Estación de YPF, ocurrido el miércoles cuando se habían ausentado los propietarios de la finca. Esa tarde la banda que ingresó al lugar utilizó dos vehículos –el otro fue un Ford Sierra- para alzarse con numerosos electrodomésticos que cargaron en los automóviles.

Efectivos de la Seccional Séptima, a cargo del oficial Javier Candia, interceptaron el VW Gol en la feria La Saladita y detuvieron a un sospechoso, de 17 años. Las averiguaciones posteriores las autoridades policiales determinaron que el automóvil era utilizado habitualmente por integrantes de la familia Nieves y tenía pedido de secuestro por parte de sus pares de la Policía Federal ya que había sido robado en Buenos Aires.

En relación a la causa del robo del miércoles, policías que recorrían la zona de asentamientos de la calle Garcés, límite entre los barrios San Cayetano y Máximo Abásolo, detectaron afuera de una casa una lavarropas de última generación. Al acercarse lo reconocieron como el robado en la finca de la Exradio Estación.

La ocupante de apellido Ortellado primero afirmó que lo había comprado por 200 pesos, pero luego lo entregó en forma voluntaria y el artefacto fue secuestrado. Los damnificados lo reconocieron como de su propiedad y presentaron la documentación que acreditaba la compra de ese electrodoméstico.

Por otro lado, en un control de rutina desarrollado el sábado la policía identificó al conductor de un Fiat Siena –dominio JDC 986-, quien tenía la tarjeta verde ilegible y despedazada, precisaron desde la Seccional Séptima.

Su conductor resultó ser Jorge Nieves. Una vez en la comisaría, el auto fue sometido a la revisación técnica y se descubrió que tenía el chasis adulterado. Así, quedó secuestrado a disposición de la Justicia que podría iniciarle a Nieves una causa por el delito de encubrimiento.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico