Dos juezas ratificaron la prisión de presunto violador sarmientino

Se trata del habitante, de 57 años, imputado por abuso sexual agravado contra una menor, ocurrido en 2020 en esa ciudad. A pesar que el acusado se acercó a la escuela que concurre la chica y la llamó por teléfono, el defensor pidió su arresto domiciliario.

Las juezas comodorenses Raquel Tasello y Daniela Arcuri participaron de la audiencia de revisión contra el presunto violador de Sarmiento. El hombre atacó sexualmente a la alumna entre los meses de septiembre, octubre y noviembre de 2020 en distintos lugares.

El depravado fue acusado por los delitos de abuso sexual simple y abuso sexual con acceso carnal, agravado por haber sido cometido por el encargado de la educación. El sujeto gozaba de la libertad con la restricción de acercase a la víctima y el lunes último incumplió esas medidas.

Según denunció la madre y expuso la fiscal Rita Barrionuevo durante la audiencia del miércoles, el imputado intentó contactar a la víctima mediante una videollamada por WhatsApp. Agregó que la mujer observó al sospechoso cuando permaneció estacionado en su vehículo en las cercanías de la escuela a la que asiste la menor.

Por ello, el juez Alejandro Rosales le dictó la prisión preventiva por tres meses. en consecuencia, el defensor oficial Marcelo Catalano pidió la revisión de la medida por ser arbitraria, consideró.

El abogado repasó que desde el inicio del proceso penal las mismas magistradas adoptaron durante una audiencia de revisión del 26 de noviembre del 2021, revocaron la domiciliaria y le impusieron la libertad con restricciones para proteger a la víctima.

Catalano aseguró que su cliente “mantuvo siempre la misma conducta ante el proceso” y “no hubo situaciones que pusieran en peligro de vulnerabilidad de las medidas impuestas por el tribunal”. Pidió que se revoque la prisión preventiva por el arresto domiciliario.

La representante fiscal, en tanto, explicó que en la primera etapa procesal la situación del imputado era diferente porque no había intentado acercarse a la víctima. Mencionó las consecuencias que tuvo la videollamada del lunes para el grupo familiar de la menor.

Barrionuevo recordó que el 23 de mayo el presunto violador fue notificado de la presentación de la acusación pública en su contra. Afirmó que la resolución del juez Rosales “fue fundada en hecho y en derecho”.

Luego de un cuarto intermedio, las juezas comodorenses entendieron que la decisión adoptada por Rosales “no adolece de arbitrariedad”. Ante el incumplimiento de las medidas cautelares (el llamado por teléfono y la presencia del acusado cerca de la escuela), las magistradas confirmaron la prisión preventiva del acusado hasta el 26 de agosto.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico