El Encuentro de Tejedoras ofreció variedad, calidad y rindió homenaje a la democracia

Exponentes regionales y de distintas partes del país como también del sur de Chile, Perú, Bolivia y Paraguay participaron de la sexta edición del Encuentro Anual organizado por el Colectivo Tejedoras. También se desarrolló una muestra sobre el 42° aniversario del golpe cívico militar. Espectáculos en vivo, sorteos y distinciones fueron parte de un encuentro que ofreció variedad, calidad y memoria durante dos jornadas en el Centro Cultural.

Comodoro Rivadavia, El Calafate, Jujuy, la ciudad chilena de Coyhaique, Bolivia, Perú y Paraguay son algunos de los lugares de procedencia de las productoras que participaron de la sexta edición del Encuentro Anual organizado por el Colectivo Tejedoras en el Centro Cultural.

La propuesta comenzó el sábado reuniendo a diferentes exponentes de la región, que ofrecían sus productos marcados por su variedad, calidad y precios. Es que las emprendedoras ofrecían diferentes formas de pago a los visitantes para que nadie se quedara con ganas de llevarse un saco, un gorro o una figura construida netamente con lana.

En este marco, Julio César Huarcaya Riveros llegó a esta ciudad desde Perú para participar del encuentro con todas sus obras que forman parte de “Arte Wasi Tex”. El productor tenía en su stand productos como alfombras, cojines, centros de mesa, cartucheras y ponchos.

Huarcaya destacó el nivel del encuentro y sostuvo que el público comodorense valora mucho el trabajo de los productores ya que no solo compra sino que pregunta la forma en la que fueron elaborados cada uno de los productos ofrecidos.

La propuesta también sirvió para que muchas personas pudieran comenzar a hacer sus primeras herramientas en esta técnica milenaria y puedan comenzar su propio emprendimiento que, en muchos casos, es el sostén de la economía familiar.

HILOS DE MEMORIA

El Encuentro Anual de Tejedoras contó además con la muestra denominada “Memoria des-bondada. Nunca Más” que se exhibió en la terraza del Centro Cultural. Esta iniciativa se basó en la participación de 30 bordadoras que realizaron trabajos con imágenes y fotografías para conmemorar el Día de la Memoria, por la Verdad y la Justicia.

Las obras buscaban representar la lucha de las Abuelas de Plaza de Mayo, la censura que se ejerció durante la dictadura cívico-militar, la apropiación de bebés por parte de las Fuerzas Armadas, el reencuentro con los nietos, la libertad y la justicia.

También se exhibieron trabajos que buscaban ejemplificar el miedo y la desesperación que se vivieron en una de las etapas más oscuras de la Argentina.

Además, en la muestra se destacaron dos figuras. Una de ellas representaba a las Abuelas de Plaza de Mayo y su incansable lucha para encontrar a sus nietos apropiados. Mientras que la segunda constaba de una embarazada con una venda en sus ojos. Ambos trabajos llamaron la atención del público e invitaba a reflexionar sobre la época.

La iniciativa se completó con fotografías que daban cuenta de algunos patagónicos que fueron desaparecidos durante la dictadura y detalles de cómo la base del Aeropuerto Mosconi, el Regimiento IX de Infantería Mecanizada, Prefectura Naval, Policía Federal y la Seccional Primera se convirtieron en centros clandestinos de detención.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico