El lunes comienza el jury al fiscal Héctor Iturrioz

Está previsto desde las 9 en la sede del Superior Tribunal de Justicia, en Rawson, luego de ser postergado a principios de diciembre del año pasado.

Este lunes, desde las 9 en la sede del Superior Tribunal de Justicia, en Rawson, comenzará el juicio que buscará juzgar al fiscal Héctor Iturrioz, de Comodoro Rivadavia, proceso que había sido postergado en diciembre último.

El Tribunal de Enjuiciamiento será presidido por Mario Vivas, actual presidente del Superior Tribunal de Justicia. Los diputados provinciales, Rody Ingram (Chubut Somos Todos) y Mónica Saso (Frente de Todos), serán los vocales. Además, Eduardo Pinsker (foro de Trelew) y Juan Gutiérrez Hauri (foro Comodoro Rivadavia) serán los abogados. La acusación estará a cargo del procurador general, Jorge Miquelarena.

El fiscal es acusado por mal desempeño en sus funciones, luego de que el Consejo de la Magistratura lo considerara como insatisfactorio en la evaluación de los primeros tres años de gestión.

Dentro de los cuestionamientos se destaca el maltrato a jueces y abogados defensores y dejar caer causas por encima del promedio general de las fiscalías.

LOS TIEMPOS DE LA JUSTICIA

Los integrantes del Ministerio Público Fiscal deben ser evaluados por el Consejo de la Magistratura cada tres años, que en muchos casos –como en éste- se extienden más de lo debido. Por lo cierto es que hasta 2019, cuando se evaluó negativamente al fiscal Héctor Reinaldo Iturrioz, el mismo ya había participado en doce juicios, de los cuales solo obtuvo sentencia favorable en tres porque en la instancia siguiente le revocaron los otros nueve fallos.

Y antes de la notoriedad que cobró en 2018 por integrar el equipo del Ministerio Público en la causa "Revelación", tuvo que vindicarse ya que tenía a su cargo una causa en la que investigó a un subcomisario de policía por supuesta protección de delincuentes, pero no presentó la acusación dentro de los plazos que determinaba la ley. Así el imputado terminó sobreseído.

Iturrioz juró como fiscal general el 5 de agosto de 2014 en Comodoro Rivadavia y a los nueve días le asignaron la causa que tenía como sospechoso a un exjefe policial de la Seccional Quinta, sobre quien surgieron indicios de una presunta protección a por lo menos un delincuente conocido del barrio 30 de Octubre.

Esa situación fue advertida por funcionarios de Fiscalía con experiencia y de fuerte convicción con la persecución penal, quienes incluso fueron felicitados públicamente por el procurador general de la provincia, Jorge Miquelarena, aunque la investigación la condujo el fiscal general.

El 9 de noviembre de 2015, después de un año de reunir pruebas, Iturrioz imputó al subcomisario en cuestión por incumplimiento de los deberes de funcionario público en concurso real con privación ilegítima de la libertad y le otorgaron tres meses para investigar. Pero presentó la acusación 55 días después de los tres meses que tenía para hacerlo, por lo que el sospechoso del importante delito fue sobreseído en abril de 2016.

La respuesta al interrogante sobre si el fiscal incurrió en el delito de incumplimiento de los deberes de funcionario público solo la conoce quien fue designado para investigarlo. Es que tras tomar estado público la noticia dada a conocer por El Patagónico en enero de 2017, Iturrioz se vindicó, es decir se autodenunció, obligando a quien estaba a cargo de la Fiscalía de Comodoro Rivadavia durante la feria de verano a remitir la autodenuncia a la Procuración General, desde donde se habría designado a un fiscal de otra jurisdicción para que lo investigue.

El 3 agosto de 2017 el Consejo de la Magistratura designó a los consejeros que se encargarían de evaluar el desempeño de Iturrioz en sus primeros tres años como fiscal.

En ese lapso ya había sumado varios antecedentes en su contra, el más grave fue el vencimiento de la causa contra el subcomisario, pero además ya se tenían los resultados de los doce juicios en los que había participado hasta entonces, de los cuales obtuvo apenas tres fallos a su favor porque en la impugnación ordinaria presentadas por los defensores ante la Cámara Penal, se le revocaron otras nueve sentencias.

A todo esto, la Procuración General resolvió convocarlo a integrar el equipo de fiscales encargados de investigar las causas de corrupción a nivel provincial y en una de ellas, conocida como “Revelación”, pidió la detención de un ministro que contaba con fueros. Por ese error fue denunciado junto a su colega Marcos Nápoli y al juez, Sergio Piñeda, quienes reconocieron su equivocación, mientras que en el caso de Iturrioz se dispuso el jury de enjuiciamiento.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico