El martes se conocerá el veredicto por el crimen de Luís Miguel Curiqueo

Hoy se concretó la jornada de alegatos finales en el juicio por el homicidio ocurrido en el pub Old Draw el pasado 8 de septiembre que tiene como único imputado a Héctor Fretes quien podría ser condenado en base al delito de "homicidio agravado por el uso de armas de fuego".

A lo largo de toda la mañana del viernes se llevó a cabo en los tribunales penales la cuarta jornada en el juicio por el homicidio de Luis Miguel Curiqueo acontecido en el interior del local comercial Old Draw el pasado 8 de septiembre de 2017. La fiscal solicitó al tribunal, en base a la prueba expuesta en el debate, declare a Héctor Fretes penalmente responsable del delito de “homicidio agravado por el uso de arma de fuego”. Por su parte el defensor requirió se disponga la responsabilidad penal de su asistido pero por el delito de “homicidio simple”, sin el agravante del uso de arma de fuego.

Finalmente el tribunal resolvió pasar a deliberar y el próximo martes 13 de noviembre, a las 9:00 horas, dará a conocer su veredicto de responsabilidad penal del caso.

El tribunal de debate estuvo integrado por los jueces Daniela Arcuri, Alejandro Soñis y Mónica García; por el Ministerio Público Fiscal se hizo presente Camila Banfi, fiscal general; en tanto que la defensa de Fretes fue ejercida por Guillermo Iglesias, abogado particular del mismo. Asimismo se encontraban presentes familiares y amigos de la víctima, acompañados por una profesional del SAVD.

LA EXPOSICION DE LA DEFENSA

La fiscal en su alegato sostuvo que ha quedado probado a lo largo del debate, con prueba en cantidad y calidad suficiente, que Fretes es el autor del homicidio agravado por el uso de arma de fuego de la víctima Curiqueo.

El crimen ocurrió el pasado 8 de septiembre de 2017, cuando siendo aproximadamente las 02:30 horas, Héctor Fretes se encontraba junto a un grupo de personas en el interior del local comercial “Old Draw”. En un momento dado, Fretes egresó del comercio hacia el exterior, donde se hallaba estacionado su vehículo Peugeot Partner, de cuyo interior extrajo un arma de fuego. Luego reingresó al local y, sin motivo aparente y con claras intenciones de dar muerte, realizó al menos dos disparos hacia la humanidad de Luis Miguel Curiqueo, quién también se hallaba en el lugar.

Dos de estos disparos impactaron en el cuerpo de la víctima, uno de ellos ingresó por la parte superior del brazo izquierdo, cruzando hacia el tórax; y el otro impactó en la zona torácica, quedando ambos proyectiles alojados en el cuerpo de Curiqueo. Dichas lesiones causaron la muerte de la víctima por shock hipovolémico de ambas aurículas, provocado por el paso de un proyectil.

Un revolver calibre 32 mm. fue el arma utilizada en el hecho, sostuvo la fiscal. Del informe del Lic. Cayún se pudo hacer una reconstrucción del hecho con datos objetivos. Establecer que la víctima luego de ser herida en el interior del local comercial, camina hasta la esquina del banco Nación; por el goteo hemático desde la puerta del local Old Draw hasta el lugar donde quedó el cuerpo de la víctima. Esto coincide con las versiones de los testigos que se encontraban en el interior del local comercial aquella noche. Banfi también se refirió a que “el lugar del hecho fue limpiado” y también a la reticencia de la encargada del lugar a declarar, “no se condujo con la verdad” quizás por las sanciones sociales y administrativas que pudiera sufrir. Concluyendo que Curiqueo falleció por la intensión dolosa de Fretes de darle muerte, lo abordó con un arma en el interior del bar para darle muerte. Solicitando finalmente se lo declare a Fretes autor penalmente responsable del delito de “homicidio agravado por el uso de arma de fuego” en perjuicio de Luis Miguel Curiqueo.

LA DEFENSA

Por su parte, el defensor sostuvo que se ha probado que mi asistido es el autor del hecho, que se olvidó el celular, que estuvo esa noche en el lugar acompañado de dos personas. No es difícil sospechar un móvil del hecho. Tampoco hay prueba para acreditar un tercer disparo, enfatizó el defensor. Criticando, al igual que la fiscal, la intervención del perito Miguez Murilla como una “faena lamentable”, “un tortuoso relato inventado”. Sugiriendo el defensor se quite del injusto el agravante del uso de arma de fuego, citando antecedentes en fallos locales. Había circunstancias previas de hostilidad y encono personal entre su defendido y la víctima. No hubo uso de la violencia ni intimidación, aseguró el defensor. El agravante del uso de arma de fuego no debe ser de aplicación automática, en el caso no se da el requisito para la procedencia del agravante. Solicitando se disponga la responsabilidad penal de mi asistido y se le quite el agravante del uso de arma de fuego, es decir por homicidio simple.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico