El operativo "saturación" policial alcanzó a compraventas de autos que pertenecen a familias gitanas

Varias agencias de compraventa de automotores pertenecientes a familias de la comunidad zíngara de Caleta Olivia fueron objeto el viernes de intensos controles enmarcados en el "operativo saturación policial" que durante 10 días instrumentó la Secretaría de Seguridad provincial.

Caleta Olivia (agencia)

Efectivos de varias comisarías y de fuerzas especiales, junto a inspectores municipales de la Dirección de Comercio y Supervisión de Tránsito, verificaron si los locales contaban con habilitación y la documentación de cientos de rodados, incautando al menos cinco unidades por estar "flojas de papeles".
Los procedimientos se realizaron de manera simultánea al promediar la tarde en compraventas ubicadas en las avenidas Tierra del Fuego, Del Trabajo, Lisandro de la Torre y calle Mosconi, entre otros lugares detectados por este medio, generando singular expectativa entre los vecinos debido a la gran cantidad de policías, muchos de los cuales habían arribado desde Río Gallegos.
El comisario mayor Dante Jattar Abboud, superintendente de Seguridad, dijo que los vehículos que estaban en los locales de la comunidad zíngara también fueron sometidos a una inspección de chasis y motores, habiéndose detectado algunas "anormalidades" que motivaron que varios ellos fueran incautados.

DISMINUCION DE DELITOS

Vale recordar que el operativo "saturación" se gestó principalmente debido a la escalada de hechos delictivos que se venían registrando en la ciudad del Gorosito, sobre todo asaltos a mano armada.
Su detonante fue el caso ocurrido en una vivienda del barrio Rotary 23, donde las cámaras de video captaron el momento en que un sujeto encapuchado disparó un balazo a uno los moradores mientras un chico de cinco años se hallaba a su lado. Por ese hecho fueron detenidos dos sospechosos que ahora quedaron a disposición de la justicia.
La Secretaria de Seguridad dispuso no solo que se incrementaran los patrullajes y realizaran procedimientos en sitios urbanos "sensibles" a hechos delictivos, sino que también se realizaran intensos controles de vehículos e identificación de personas.
Esto motivó, entre otras cosas, que disminuyera sensiblemente la cantidad de motocicletas de bajas cilindradas que en su mayoría son conducidas por menores de edad y, sobre todo, los hechos delictivos.
"Saturación", cuya primera etapa finalizó ayer, llamó poderosamente la atención a la comunidad caletense porque nunca antes se había visto circular grupos de hasta diez policías en motocicletas patrullando todas las calles e incluso algunos automovilistas se encontraron con dos o tres controles en diversos sectores urbanos, al tiempo que pareció multiplicarse el desplazamiento de autos patrulleros, sobre todo en horas nocturnas.
Uno de los hechos delictivos abortados se produjo en las últimas horas del jueves en el barrio 8 de Julio, donde fueron detenidos dos sujetos jóvenes al ser sorprendidos por la policía cuando forzaban la puerta de una vivienda.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico