El peluquero afirmó que nunca prestó ni alquiló armas a nadie

El peluquero al que se le realizó un allanamiento en torno a la causa que motivó la investigación contra Axel Nieves, aclaró que es legítimo usuario de todas las armas que tiene y afirmó que nunca prestó ni alquiló armas a nadie. Fue uno de los ocho testigos que declararon ayer en el marco de la quinta jornada de debate. Los alegatos serían el lunes.

En el marco del juicio oral y público que se sigue contra Axel Nieves, quien fue acusado por la fiscal general Camila Banfi por el delito de doble tentativa de homicidio agravado por el uso de arma de fuego y por tener entre sus víctimas a un miembro de una fuerza policial, declararon ayer 8 testigos en lo que fue la quinta jornada de debate.Uno de los testigos fue el bioquímico que realizó el análisis de las armas secuestradas a un peluquero que conoce al imputado como cliente y a seis familiares y amigos de Nieves. En ese marco, el perito bioquímico perteneciente a la policía refirió que su examen se dividió en dos partes: una física y otra química. En la primera se analizaron restos carbonosos y herrumbre, en tanto que en la segunda se realizó una prueba química colorimétrica con reactivos, explicándose que si la muestra daba de color anaranjado a rojo el resultado sería positivo. No obstante todas las pruebas dieron negativas; es decir que no presentaban residuos de pólvora.El peluquero al que le secuestraron las armas declaró después y confirmó que conoce al imputado como cliente de su negocio. En cuanto a las armas dijo ser legítimo usuario y tener todos los papeles, mientras que recordó las palabras dichas por los policías que allanaron su vivienda: “a vos si queremos te metemos la prueba”.“Me mataron al perro que estaba atado”, agregó y aseguró que nunca prestó ni alquiló sus armas a nadie.A lo largo de la jornada y ante el tribunal que preside Gladys Olavarría y se completa con Daniela Arcuri y Jorge Odorisio, declaró una de las hermanas de Axel Nieves, quien está asistido técnicamente por las abogadas Verónica Heredia y Delma Sánchez. La testigo dijo que su hermano “está detenido por un hecho que no fue” y recordó que aquel día recibió un llamado de su madre que le avisaba que habían prendido fuego la casa de la calle Las Margaritas. “Llegamos y estaban los bomberos apagando el incendio. La policía rompió el vidrio de mi auto y le puso tierra en el motor. La policía nos tiene bronca”, afirmó.También declaró ayer un amigo del imputado y recordó que Axel lo invitó a pasar el día de la madre a su casa y en ese contexto la mujer recibió un llamado donde le avisaron que le estaban quemando la propiedad de la calle Las Margaritas y se quedó con Axel y parte de su familia desde las 14:30 hasta las 17:30 cuando se retiró a su domicilio.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico