El perito de la Fiscalía confirmó que el ciclista de Diadema fue atropellado sobre la banquina

Con los últimos cuatro testimonios concluyó ayer la primera parte del juicio oral y público contra el funcionario municipal Luis Moreno, quien según la imputación de la Fiscalía y de la querella, el 11 de mayo del año pasado atropelló y abandonó a Eduardo Leguizamón. El perito Marcos Ghiberto señaló que el impacto contra el ciclista ocurrió sobre la banquina. Desde las 8 de hoy se desarrollarán los alegatos de las partes.

Uno de los testimonios quizás más importantes del debate contra el perito en accidentología y funcionario municipal, Luis Alberto Moreno, se escuchó ayer en los tribunales penales de Comodoro Rivadavia en lo que fue la finalización de los testimonios y la entrega de la prueba documental.

El perito del Ministerio Público Fiscal, Marcos Ghiberto, fue quien estuvo a cargo de todas las pericias que se practicaron en el lugar del accidente registrado el 11 de mayo de 2016 sobre la ruta Provincial 39, entre los barrios Ciudadela y Diadema, y que se cobró la vida del ciclista Eduardo Leguizamón (53).

Ghiberto confirmó que el impacto entre la camioneta Ford Ranger -patente ERE 823- comandada por Moreno y la bicicleta de la víctima fue sobre la banquina. Ya en la audiencia del comienzo del juicio más de testigo ubicó a Leguizamón que pedaleaba sobre la banquina esa tarde-noche de miércoles.

El perito también se explayó sobre los restos de autopartes o carrocería hallados en el lugar del accidente y que coincidieron con el vehículo entregado por Moreno en la Comisaría Mosconi tres horas después de ocurrido el accidente fatal.

En otro tramo de su exposición el experto en Criminalística brindó detalles de la ubicación del cuadro de la bicicleta, del cuerpo y los rastros para determinar la supuesta negligencia del conductor imputado por homicidio culposo, agravado por la conducción imprudente.

Otro aspecto que dejó en claro Ghiberto fue que si bien Moreno frenó no tuvo “previsibilidad y evitabilidad” porque habría podido realizar una acción evasiva para evitar el choque. Según los testimonios de la Fiscalía, a la hora del accidente - entre las 19:30 y 20:30- no había dificultades de visibilidad.

COMPAÑERO DE MORENO

El defensor Francisco Romero que representa al acusado, hizo declarar a una mujer amiga de la familia de Moreno, quien en el momento del accidente era vecinalista de Diadema Argentina. Ella habló de la escasa visibilidad que supuestamente había ese día, aunque al momento del accidente se encontraba en su domicilio y estaba a unos 8 kilómetros de donde murió Leguizamón.

Después atestiguó un perito de parte propuesta por la Defensa, quien fue compañero y egresado de la tecnicatura en accidentología que cursó en San Juan junto a Moreno. Incluso, el testigo se desempeña actualmente como funcionario municipal al igual que el imputado. Para el abogado querellante de la viuda de la víctima, Juan Manuel Irusta, la exposición fue “precaria” y fue realizada cuatro meses después del accidente.

Luego, la Defensa quiso suspender la audiencia de debate porque faltó un testigo que estaba enfermo en Buenos Aires y no pudo viajar. No obstante, la jueza penal Raquel Tassello, que integra el tribunal unipersonal, no hizo lugar a la petición de Romero.

Finalmente, las partes entregaron la prueba documental y así concluyó la primera parte del juicio. Durante la mañana de hoy se desarrollarán los alegatos de la fiscal general Cecilia Codina, el abogado querellante y el defensor de Moreno. Tanto la Fiscalía como la Querella pedirán la responsabilidad penal del perito en accidentología que habría estado involucrado en la muerte de Leguizamón.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico