El ritual de la caña con ruda se potenció por la pandemia

El brebaje que según la ancestral costumbre debe tomarse cada 1° de agosto para fortalecer el espíritu contra los males y prevenir enfermedades, entre otros beneficios, se potenció notablemente en este crudo invierno de pandemia.

En Caleta Olivia este ritual tuvo más vigencia que nunca y ello se vio reflejado varias confiterías céntricas donde la mayoría de los clientes solicitaron acompañar el café con una copita de caña argentina con ruda.

Además, se hizo evidente que el consumo hogareño fue superior a otros años y prueba de ello es que, a sabiendas que habría una alta demanda, algunos vecinos promocionaron por redes sociales la venta de una botella de un litro a 300 pesos promedio.

Sin lugar a dudas, el imaginario objetivo de ahuyentar al COVID 19 fue lo que hizo que muchas más personas se sumaran a este ritual, aunque científicamente no hay indicios que el brebaje genere anticuerpos contra el virus.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico