El tapicero dice ahora que mintió y el abogado Romero quedaría libre

Los defensores del penalista preso con una condena no firme todavía de seis años y nueve meses de prisión creen que el caso va a tener un vuelco inesperado en los próximos días.

Por la declaración del tapicero Oscar Pavés, el abogado Oscar Romero había sido condenado por el cargo de tentativa de homicidio. Ahora Pavés, delante de uno de los defensores de Romero, habría manifestado que mintió, al contar lo que verdaderamente sucedió aquella noche del 16 de abril de 2019 en su negocio de la avenida Hipólito Yrigoyen al 1000, en la zona sur de Trelew.

La abogada Laura Fernández, abogada y socia de Romero, se entrevistó con Pavés hace unos días en su tapicería porque él habría pedido hablar con ella y ahí le contó aparentemente a la letrada lo que asegura ahora que es verdad.

La defensora de Romero le recepcionó lo que se conoce como una “entrevista de la defensa” en la que el tapicero habría desincriminado con sus dichos al letrado, que fue sentenciado en octubre pasado a pasar casi siete años en la cárcel al ser hallado culpable del delito de tentativa de homicidio agravada por el uso de un arma de fuego.

Aunque, si la declaración de Pavés es validada por los ministros de la Corte provincial que deberán analizar en breve la apelación presentada por los abogados defensores de Romero, pidiéndoles que revean la condena de su cliente, el caso podría dar un vuelco sustancial y Romero recuperar la libertad.

Según trascendió desde la propia Justicia, el tapicero en su declaración aclararía que Romero no le disparó, sino que el arma se disparó sola en un forcejeo con él. Que en medio de esa pelea la pistola se accionó en dos o tres ocasiones y que solo un balazo le dio en la espalda.

Pavés habría negado también que Romero llegara armado a su negocio y que cuando le consultaron por qué había incriminado al abogado diciendo lo contrario, el tapicero habría manifestado que estaba muy enojado con Romero y que después en la fiscalía le habrían dicho que si cambiaba su declaración podía terminar preso.

Según Radio 3, la acusación en su hipótesis del hecho, le endilgó al abogado haber llegado armado con la pistola 11.25 que se secuestró en el lugar y de haberle disparado a Pavés con intenciones de darle muerte durante la pelea que ambos tuvieron presuntamente cuando Romero le habría ido a hacer un reclamo en representación de un cliente, en el marco de un litigio contra el tapicero.

Ahora los abogados de Romero, que continua preso en la Alcaidía de Trelew, han peticionado la realización de una audiencia de urgencia para que se exponga el nuevo hecho que surge en el caso a partir de la declaración de Pavés y que se le resuelva cuanto antes la situación a Romero, con respecto a la condena que recayó sobre él a la que ellos consideran injusta. Si el Superior Tribunal les falla a favor, Romero podría recuperar la libertad en los próximos días.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico