El "Team Mellado" cambia de escenario y mantiene la esencia

Una suma de voluntades y arriesgar en tiempos de pandemia, se traduce en una nueva dirección del equipo deportivo que extiende su oferta deportiva en Italia 1046.

Alejandro Mellado se reconoce como un tipo que arriesga. Ya sea desde cuándo comenzó a dar clases en el quincho de su madre. Hasta cuando pudo ampliarse y sumar nuevas propuestas deportivas.

Esa misma actitud, sumado a un conjunto de voluntades, llevó al “Team Mellado” a cambiar de escenario, pero mantener la misma esencia que se puso de manifiesto en plena mudanza desde el Club TyPAC a la calle Italia 1046.

“Estamos muy contentos del nuevo espacio. Que mudamos en tiempo récord de dos semanas, gracias a los chicos y chicas que vienen a entrenar y ante la falta de clases por la mudanza, decidieron ayudar para reacondicionar el nuevo lugar. Para mí es algo muy gratificante, porque yo solo les ofrezco mis clases de kick boxing y ellos me lo retribuyeron de esta manera”, resaltó Alejandro Mellado a El Patagónico.

Cada uno de los integrantes del Team –que rondan las 150 personas- hizo su aporte. Ya sea desde poner sus vehículos a disposición, como pintar el nuevo espacio que en resumen son 3 salones amplios, donde ya 2 de ellos están con actividades a pleno desde las 7 de la mañana hasta las 23.

“En un salón se da todo lo relacionado a ritmos, trampolín y otros. Luego está el espacio de kick boxing y deportes de contacto. Y sólo nos resta definir el salón que da a la calle donde estamos evaluando si poner sala de musculación o cross fit”, detalló.

El cambio de lugar se dio, en principio, porque su hermana ya daba clases de kangoo jump en el nuevo espacio. Luego, llegó el círculo íntimo que apoyó con financiamiento.

“En el club TyPAC estábamos contentos, pero no podíamos seguir desarrollándonos. Y dos de los chicos que son promotores de eventos (Adrián y Daniel) más mis hermanos y la familia me ayudaron y apostaron para poder gestionar el lugar. Ahora la idea es mejorar esto, que es mi trabajo y quiero. Porque si uno arriesga, es porque me tengo la confianza que haciendo las cosas bien puedo crecer. Y por suerte, siempre en el camino me encontré con gente buena que me brindó su ayuda. Este es un salto más en la búsqueda de seguir creciendo. Y en el contexto en qué estamos es un salto muy grande, pero tengo muchas personas atrás que me respaldan y a los que les estoy agradecido”, sentenció.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico