Ella lo denunció y él publicó fotos íntimas

El violento intentó disuadir a su pareja haciendo caso omiso de la cautelar y utilizó la porno venganza. Fue acusado y quedó con prisión preventiva.

Un hombre de San Martín de los Andes fue acusado por agredir, violar y secuestrar a la mujer que era su pareja. Y tras ser denunciado, no sólo violó la cautelar en su contra para protección de la víctima, sino que publicó las fotos íntimas de esta última en Instagram como venganza. Quedó detenido en prisión preventiva por riesgo hacia la integridad de la víctima y riesgo de entorpecimiento.

La asistente letrada de la fiscalía, Inés Gerez, dio a conocer el grave recuento de los reiterados hechos de violencia de género, incluidos el de porno venganza, que se le atribuyen al hombre en una audiencia de formulación de cargos realizada el martes por la mañana.

Según relató, todo inició el pasado 9 de mayo por la noche, cuando el acusado pasó a buscar a quien era su pareja para compartir la noche en la casa de él. Sin embargo, una vez allí el hombre se puso violento y por eso se fueron a dormir, sólo para despertar más tarde mientras él la violaba.

Más tarde, cuando la víctima quiso retirarse de la vivienda, el violento agresor se lo impidió, e incluso le quitó su celular cuando quiso pedir ayuda a un familiar.

Luego la golpeó, la amenazó con un cuchillo y finalmente sus gritos lograron que otra persona que estaba en la casa interviniera. Entonces, pudo llamar a un familiar y retirarse de allí.

Fue a raíz de este hecho que la víctima denunció a quien era su pareja por la violación, amenazas y mantenerla cautiva, lo que de inmediato puso en vigencia la restricción de acercamiento a no menos de 300 metros y contacto por cualquier medio sobre el violento para su protección.

Aún así, ignorando estas medidas de coerción, el hombre la contactó unos 12 días después vía telefónica para convencerla de hablar sobre lo ocurrido y seguramente así disuadir a la víctima de avanzar con la acción penal, por lo que acordaron encontrarse en una plaza de la ciudad, encuentro al que la mujer finalmente no concurrió.

No satisfecho con este desenlace, el violento la buscó por el sector y la encontró pasado el mediodía cerca de una estación de servicio, donde la insultó, amenazó y juró cobrar venganza.

Finalmente, la madrugada del 26 de junio, el hombre difundió imágenes íntimas de su ex pareja y víctima a través de la red social Instagram, en una acción que popularmente se denomina porno venganza.

PORNOVENGANZA

En la audiencia, la asistente letrada sostuvo que “de esta manera, además de extorsionar a la víctima con la modalidad de porno venganza o sextorsión, volvió a incumplir las medidas cautelares dispuestas en el juzgado de Familia de la IV Circunscripción Judicial”.

Por todos estos hechos, tras enumerar la evidencia que respalda su teoría, la representante del Ministerio Público Fiscal acusó al hombre como autor de los delitos de abuso sexual con acceso carnal; privación ilegítima de la libertad agravada por haber sido cometida mediando violencia; coacción simple (tres hechos); coacción agravada por el uso de armas (dos hechos); lesiones leves agravadas por haber sido cometidas mediando violencia de género y por el vínculo; desobediencia a una orden judicial; y coacción en concurso ideal con desobediencia a una orden judicial.

Además, teniendo en cuenta la renuencia del violento hombre a cumplir con las medidas hasta entonces vigentes que suponen un riesgo para la integridad de la víctima y un posible entorpecimiento a la investigación, Gerez solicitó que el acusado quede detenido en prisión preventiva por cuatro meses, plazo en que se desarrollará la investigación.

Tras escuchar a las partes, el juez de garantías Mario Tomassi avaló los cargos impuestos por la parte acusadora y dictó la cautelar requerida contra el agresor, dando así por iniciado el plazo investigativo.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico