"Es una guerra que estamos perdiendo"

La Municipalidad de Trelew confirmó la prohibición de reuniones sociales y familiares, así como la permanencia en espacios públicos.

Mientras crecen los casos de Coronavirus y de fallecidos, insólitamente el intendente de Trelew, Adrián Maderna, decidió no adherir al decreto que mantenía las regulaciones hasta fin de mes; es decir circulación solo por DNI y cierres transitorios de actividades comerciales, deportivas y religiosas.

En este escenario, la Terapia Intensiva del Hospital Zonal de Trelew llegó al límite y hay pacientes que esperan por una cama libre. “Esto no es un chiste, es una guerra que estamos perdiendo”, alertó el director asociado, Matías Castiñeira.

En esa ciudad son 2.762 los casos de Covid-19 activos, de los cuales 1.868 transitan la enfermedad en sus domicilios, seis en centros intermedios, 30 en clínica médica y 21 pacientes en terapia intensiva, 18 de ellos con asistencia respiratoria mecánica.

El médico Castiñeira comunicó que la ocupación de las salas de terapia intensiva del nosocomio es total. “Permanecen llenas las terapias intensivas 1 y 2, con las nuevas camas habilitadas y también la terapia intensiva pediátrica con pacientes adultos”.

Actualmente los nuevos pacientes que ingresan al Hospital son ubicados en la guardia médica con asistencia respiratoria mecánica a la espera de que se desocupe una cama.

Castiñeira volvió a recalcar la importancia de la conciencia social: “Tratamos de llegar a la gente y que entienda. Son vidas las que se van. Sin la colaboración de la población es imposible”.

Sobre la contribución de sanatorios privados, comentó: “Tenemos ayuda de una institución que cuenta con cuatro camas en terapia intensiva, las demás no reciben pacientes con Covid, solo pacientes que atravesaron la enfermedad y son negativos, recién ahí los podemos derivar”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico