Escasa concurrencia a la marcha por el agua en Caleta

Apenas un centenar de vecinos protagonizaron a media mañana de ayer por las calles céntricas de esta ciudad la marcha de protesta por los persistentes cortes en el suministro de agua potable que había sido organizada por la Asamblea de Autoconvocados. La indiferencia de otros miles no se correspondió con las persistentes quejas que se propalan cotidianamente por emisoras radiales y redes sociales.
Caleta Olivia (agencia)
En rigor, la breve columna de manifestantes se incrementó con unos 50 trabajadores del sector Energía de la empresa Servicios Públicos Sociedad del Estado (SPSE), afiliados al Sindicato de Luz y Fuerza, quienes llevan adelante una medida de fuerza por distintos motivos y aprovecharon la convocatoria pública con la consecuente presencia de medios periodísticos para difundir sus reclamos.
Los gestos de frustración del principal impulsor de la manifestación, José Avellaneda, no pasaron desapercibidos, en tanto que el dirigente local del Partido Obrero, Omar Latini, procuró justificar la escasa concurrencia señalando que muchos vecinos de barrios alejados no tienen movilidad propia y no podían pagar taxis o remises para llegar a la zona céntrica, sin reparar que algunos carteles identifican a gente que vive en la zona de chacras. La concentración en la plazoleta del Gorosito comenzó a las 10 y la caminata una hora más tarde, cuando se decidió marchar hasta el edificio central del municipio y también del Concejo Deliberante para entregar un petitorio.
Sin embargo, ese objetivo no se pudo cumplir porque las puertas de ambas dependencias se hallaban cerradas debido a la huelga de empleados municipales y no se sabe si algún funcionario se hallaba presente, ya que nadie salió a recibir a los reclamantes.

EL DOCUMENTO
Copias del documento de tres hojas, dirigido tanto a autoridades municipales como provinciales y nacionales, fueron entregadas a la prensa por la comisión de Vecinos Autoconvocados. A través del mismo, se pide a los funcionarios que ante la crisis por el abastecimiento de agua asuman "un compromiso serio y decidido en la búsqueda de soluciones con una planificación a corto, mediano y largo plazo".
En lo inmediato sugieren que el Ejecutivo municipal convoque a sesión extraordinaria del Concejo Deliberante para que el mismo declare la emergencia hídrica en la ciudad y que se regule el control de los cargaderos de agua.
Adicionalmente, se exige realizar un empadronamiento de los camiones cisterna que reparten el vital suministro; que se lleven adelante controles bacteriológicos y que se regulen los costos del servicio que prestan.
Asimismo, se requiere que el área de Protección Civil elabore "un esquema de asistencia a los barrios más críticos", diagramando horarios para los camiones y poniendo a disposición una línea telefónica específica para atender reclamos de agua.
En otro orden, los Autoconvocados hicieron saber la necesidad de crear un "Comité de Trabajo" de la zona norte, al cual se convocará a intendentes, comisionados de fomento, concejales, legisladores provinciales y nacionales y organizaciones intermedias "sin banderías políticas, con el objetivo de brindar una solución definitiva" al suministro que tenderá a agravarse con la llegada de la temporada estival.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico