Excluyen de su hogar al hombre que golpeó a su pareja 

La Justicia imputó a Martín Lino Martínez Morales, detenido el sábado por golpear y amenazar de muerte a su pareja en Km 8. Lo excluyeron del hogar y tiene prohibición de acercamiento a la mujer y a los hijos.  

El grave incidente enmarcado en la violencia de género se registró el sábado durante la mañana en un domicilio de la calle Código 2400, en el denominado "Sector 22" de Kilómetro 8.

Según el relato de la funcionaria fiscal Florencia Do Carmo durante la audiencia que se celebró el domingo, la mujer, de 37 años, fue golpeada por su pareja tras una discusión. Luego, el violento extrajo una pistola y le dijo: “Te voy a matar”.

La sobreviviente se retiró de la vivienda y se subió al Peugeot 208. Entonces, el hombre le destruyó el cristal de la puerta del acompañante. La mujer alcanzó a avanzar media cuadra cuando llegó la policía.

El sujeto, quien se hallaba exaltado y quería retirarse con dos bolsos, fue reducido. Tenía en su poder –según la Policía- una pistola 9 milímetros con 7 cartuchos a bala en el cargador que guardaba en uno de sus bolsos. Posteriormente, la hija mayor del hombre les dijo a los policías: “Mi papa tiene otra arma” y entregó un revólver calibre 38 que estaba descargado.

IND(102).jpg

La representante fiscal le imputó a Martín Lino Martínez Morales los delitos de lesiones leves agravadas por haber sido cometidas contra quien se ha mantenido una relación de pareja, en concurso real con amenazas con arma y en concurso ideal con tenencia de arma de fuego de guerra, por no contar la debida autorización, precisaron las fuentes judiciales.

En ese marco, el Juzgado de Familia le impuso al hombre la exclusión del hogar y prohibición de acercamiento hacia la vivienda, la mujer y los hijos en común.

Martínez Morales fue defendido por el abogado público, Juan Bill, quien cuestionó la requisa policial a su cliente porque fue realizada sin orden judicial. Sin embargo, Do Carmo argumentó que los uniformados actuaron en flagrancia del delito que los habilita al palpado superficial.

IND(103).jpg

El juez Miguel Ángel Caviglia formalizó la investigación contra el acusado por el término de 6 meses y decretó su libertad. Respecto a la requisa, hizo reserva de la misma hasta tanto se amplíen las pruebas del caso.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico