Exilart relató las dificultades de un escritor para publicar sus novelas

La escritora presentó "Napalpi. Atrapada en el viento" y describió la travesía que tuvo que realizar para publicar su primera novela. Explicó cómo hace para escribir mientras cumple con su trabajo, la docencia y ser madre de tres adolescentes. Sostuvo que todas sus novelas son históricas y que nunca para de imaginar personajes.

“Napalpi. Atrapada en el viento” es la última novela de Gabriela Exilart y la presentó el miércoles en el auditorio del Centro Cultural, en el marco de la Feria Internacional del Libro de Comodoro Rivadavia.

La escritora detalló las dificultades que tuvo que atravesar para publicar su primera novela y la frivolidad que existe el mundo editorial para con los autores. “Fue difícil publicar mi primera novela. Me llevó más cinco años de mandar correos a todos lados, a cuanta editorial había y a cuanta editorial yo encontraba en las librerías y en Ferias del Libro. Mandaba cartas, llamaba pero no pasaba nada. Fueron tiempos de mucha frustración porque por lo general nadie responde. No es que te dicen ‘no’ y eso es lo frustrante”, aseguró.

“Yo perseveraba. Era mi sueño. Tenía muchas novelas escritas. Empecé a escribir a los 14 años y fue casi a los 40 cuando me decidí a publicar por lo que tenía muchas novelas escritas. Fue todo un camino de seguir, de insistir y tener mucha fe. Yo rezaba para que este sueño se cumpliera y un día llego la editorial Sudamericana”, destacó.

La autora sostuvo que mandó todas sus novelas con la intención de que su sueño se hiciera realidad. “Mandé mi CV y varias novelas entre ellas ‘Tormentas del Pasado’. Pasaron muchos meses, casi un año y llegó un correo que decía que querían leer toda la novela. Lo mandé inmediatamente. Transcurrió otro año hasta que llegó el correo que decía que la querían publicar. Ese día fue una fiesta en mi casa”, aseguró.

“Yo siempre digo que ‘Tormentas del Pasado’ es una novela que yo quiero mucho porque me abrió las puertas al mundo editorial y a la comunicación. A partir de ahí tuve la dicha de poder seguir publicando mis novelas”, dimensionó.

Exilart también describió cómo hace para escribir en medio de muchas obligaciones en su vida. “Es una pasión escribir y cuando uno tiene una pasión encuentra el tiempo y el espacio. Es como cuando hay un partido y uno se hace un tiempo para verlo. Yo estoy todo el tiempo imaginando qué va a pasar, qué voy a hacer con los personajes. Están en mi cabeza y en algún momento bajarán a la computadora. En ese tiempo cuando uno está haciendo otra cosa, yo escribo, aunque no lo haga en la computadora o en el papel estoy escribiendo una historia. Entonces cuando tengo el tiempo y el espacio para plasmarlo, ya está. Está todo el tiempo esa producción porque es una pasión. Yo tengo una vida normal y rutinaria con el trabajo y siendo madre de tres chicos adolescentes. En el hueco que queda de todo eso, ahí escribo”, graficó.

NOVELAS HISTORICAS

La escritora aseguró que todas sus novelas son históricas porque caso contrario no tendrían razón de ser y ese acontecimiento histórico le da un sustento a sus protagonistas. En este sentido, explicó que por qué eligió la masacre de Napalpí en Chaco.

“Napalpí suena lindo, tiene musicalidad. Sin embargo, es una palabra con una connotación negativa porque significa tumba que es donde ocurrió la masacre de abolición de los pueblos originarios. Yo llegué a la historia con el título ‘El olor del viento’, solo tenía el título y para mí es algo muy difícil titular mis novelas. Llego a mi casa y empiezo a buscar qué iba con ese título y le pido a mi marido que me busque hechos trágicos que ocurrieron en el norte del país”, manifestó.

“Entre el listado que él me trae y lo primero que me atrajo fue lo de Chaco. Entonces empiezo a investigar, la masacre de Napalpí, que no conocía y estaba silenciado. Veo que es grave y doloroso y después de la masacre, los prenden fuego y ahí estaba el olor del fuego. Es muy característico y era el olor del viento. Así me fui involucrando cada día más”, afirmó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico