Ganan terreno los servicios "de mujeres para mujeres"

Por seguridad y confianza las clientas muchas veces prefieren a alguien de su mismo género a la hora de pedir un taxi u otros servicios, por eso en distintas partes del país comenzaron a tejerse una red de taxistas y remiseras que se encargan de trasladar a otras para transmitir mayor seguridad.

“Creo que las mujeres se sienten más cómodas cuando las llevamos nosotras, porque los hombres están todo el tiempo mirándolas. Dicen que las mujeres entienden más y que hablamos de cosas de mujeres”, comentó Adina, una taxista mendocina que explica por qué cada vez hay más mujeres que pidan choferes del mismo género para poder trasladarse.

Adina sumó una anécdota: “una vez una chica tuvo un ‘problema femenino’ y me pidió volver cuando antes a la casa de donde habíamos salido. Después me dijo: ‘qué bueno que me tocó una taxista mujer’”.

Otra situación de preferencia se dio cuando, en una oportunidad, una madre con su hijo tomó su taxi. Después del servicio, le dijo que la tendría en cuenta para enviar a su niño solo en próximas ocasiones.

La empresa Femitaxi de la misma provincia fue más allá y directamente se ofrece como un servicio “de mujeres exclusivamente para mujeres”. Susan, la conductora, contó que la mayoría de quienes la solicitan son mujeres de entre 18 y 40 años y, con menor frecuencia, mayores de esa edad. Agregó que muchas son estudiantes universitarias o trabajadoras con horarios nocturnos, chicas que salen de trabajar a las 3 o 4 de la mañana, cuando ya no hay servicio de ómnibus.

“Los fines de semana los servicios a las clientas son más frecuentes, ya que piden que las lleve y las vaya a buscar a los boliches. Un dato extraño es que un 5% de mis pasajeras no se sube a un taxi nunca en otras ocasiones. Prefieren buscar a algún pariente o amigo que las lleve o directamente no salen. O sea, dejan de realizar cualquiera de sus actividades porque no tiene un transporte que sientan como seguro”, comentó.

“No me han llamado hombres. Solo llevé algunas veces a conocidos o a los novios de algunas clientas. Creo que todos entienden que el servicio es exclusivo para mujeres y es por eso que ni hacen el intento”, destacó la conductora. Quienes prestan estos servicios advierten que la demanda y preferencia obedece a que otra mujer les da “más confianza” y que suelen adoptarlas y volverlas a llamar.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico