Granadino se impuso a Gómez en la revancha y sumó su segundo título

Conquistó el título sudamericano mosca en la pelea estelar de la noche que se desarrolló en el Polideportivo Tierras Altas, en Tortuguitas, provincia de Buenos Aires.

La campeona argentina minimosca, la exretadora mundialista bonaerense Ayelén “Piru” Granadino, se impuso sobre la también retadora mundialista bonaerense Débora “Polvorita” Gómez, por puntos, en fallo unánime, tras diez asaltos, y así conquistó el título sudamericano mosca, que se encontraba vacante.

Fue en una revancha directa, en el combate estelar de la velada desarrollada el miércoles por la noche en el Polideportivo Tierras Altas - Tortuguitas, en Tortuguitas, provincia de Buenos Aires, en una nueva producción de Argentina Boxing Promotions, de Mario Margossian, televisada en vivo a través de TyC Sports en su ciclo Boxeo de Primera.

En el combate semiestelar de la noche, la campeona mundial mosca de la Organización Mundial de Boxeo (OMB), la invicta bonaerense Anahí “La Indiecita” López, doblegó a la tucumana Natalia “El Huracán” Alderete, por puntos, en fallo unánime, tras seis asaltos, en una revancha.

La revancha directa fue tan excitante como su primer encuentro. Ambas habían igualado en un fallo dividido por esta misma corona el pasado 23 de octubre en Cutral Co, Neuquén. Esta vez, Granadino (ahora 7-1-4), que disputara el título mundial mosca OMB, superó por escaso pero merecido margen a Gómez (7-7-2), retadora mundial supermosca de la Federación Internacional de Boxeo (FIB) y actual N° 2 del ránking argentino mosca, merced a su mayor línea técnica y sobre todo claridad en los impactos. A pesar de que Gómez tomó siempre la iniciativa y presionó de manera constante, el trabajo más fino de la apodada “Piru” se hizo sentir con sus rectos, cruzados y ascendentes al mentón. Sin embargo, no le fue sencillo. Es que “Polvorita” intentó arrollarla. Más allá de no tener justeza en su ataque, apostó a un ritmo frenético, aunque desprolijo. Por ello, varias veces terminaron amarradas, y en secuencias trabadas. De tanto ir con la cabeza, Gómez recibió el descuento de un punto en el quinto asalto por un cabezazo por parte del árbitro Carlos Gómez. Tras ello se alternaron el dominio. Los rounds se definían por escaso margen. Pero sobre el final, la campeona nacional reapareció y filtró cruzados y boleados certeros al rostro rival, que fueron fundamentales para sellar el resultado.

Las tarjetas de los jueces expresaron una exigua diferencia, al decretar: Juan Carlos Palmieri 96-93, Mirta Jara 95-94, y Edgardo Codutti 96-93, todas para Granadino, que recibió su segundo cinturón de manos de Juan Pablo Matas, subsecretario de Deportes del municipio de Malvinas Argentinas.

En una pelea intensa, Gómez tomó la iniciativa de entrada. Con mucha decisión, a pesar de no siempre contar con efectividad, presionaba. Enfrente, Granadino retrocedía contragolpeando. El trámite era cambiante. Gómez acortaba las distancias y acertaba sus cross y boleados zurdos a la cabeza. Sin embargo, fallaba más que sus atinos. Por su parte, Granadino respondía con sus rectos y cruzados diestros por adentro. Tan es así que en el tercer round, “Piru” la frenó con su precisos cruzados de izquierda y derecha a la mandíbula.

La presión de “Polvorita” no mermaba. En el cuarto y quinto capítulos buscó arrinconarla. Allí, soltó sus violentos cross y boleados al rostro. Si bien de tanto tirar impactaba, muchos de ellos no encontraban destino. Y en su enjundia, cometía infracciones en ataque. Tan es así que en el quinto llegó un cabezazo, que le valió el descuento de un punto. A pesar de que en el sexto Granadino repitió dos derechas por adentro al rostro, no desbordaba. Sin clara dominante, se alternaban el manejo del pleito.

En el séptimo y octavo, la agresividad de Gómez reapareció. Tres izquierdas, dos de ellas boleadas y una cruzada, encontraron destino en el rostro rival. No obstante, más allá de sus ganas, carecía de justeza para ocasionar mayores consecuencias. Por ello, en el noveno Granadino reapareció. Más plantada, anticipó los cruces y conectó sus rectos y cross a la zona alta. Sobre el cierre, se mostró más pensante, y eludió los ataques rivales, para responder con derechas cruzadas y boleadas. Si bien ninguna desbordó a su oponente, tampoco mermaron en ritmo. Por eso, con la campana definitiva, se llevaron el reconocimiento del público.

A los 23 años, Granadino, que pesó 50,650 kg., suma su segunda corona. El 7 de septiembre de 2019 doblegó a Tamara Demarco por segunda vez en fallo mayoritario y conquistó el título argentino. Tras caer con la imbatida Anahí López por título mundial mosca OMB, derrotó a Sol Baumstarh antes de defender su cetro nacional ante Jazmín Villarino en un empate que la mayoría la tenía como amplia ganadora, previo a su primer duelo con Gómez. Ahora sobre Gómez (50,650 kg.), que fue derrotada solo por campeonas, y tuvo oportunidad mundialista al caer contra Micaela Luján en fallo dividido por la corona supermosca FIB, se desquitó y se llevó su segundo cinturón.

ANAHI LOPEZ REPITIO SOBRE ALDERETE

En el combate semiestelar de la noche, en categoría supermosca, la campeona mundial mosca OMB, la invicta bonaerense Anahí “La Indiecita” López (51,900 kg. y 20-0-1, 1 KO), doblegó a la tucumana Natalia “El Huracán” Alderete (52,150 kg. y 4-6, 1 KO), en categoría supermosca y a seis asaltos, en una revancha.

Las tarjetas de los jueces fueron: Carlos Villegas 59-55, Edgardo Codutti 58-56, y Juan Carlos Palmieri 60-54½, todas a favor de López. Así, repitió lo ocurrido el 25 de octubre de 2019, López se impuso en fallo unánime tras seis rounds en Buenos Aires.

Rápida y con su fina técnica, López cedió por momentos la iniciativa y contragolpeó con inteligencia y plenitud. Frente a una rival seis centímetros más alta, y sobre todo de mayor alcance, eludió cada arresto. Y tras ello, contragolpeó con ráfagas de jab diestro seguido de izquierda cruzada y ascendente al mentón. A pesar de que Alderete avanzaba con decisión, no la encontraba. Enfrente, “La Indiecita” la controlaba. En el segundo round, descargó un potente cross zurdo al mentón, que la frenó en seco.

En los siguientes, apeló a su velocidad de piernas y repitió sus movimientos para dejar en el aire los arrestos rivales. Y de contra, se lució. Su trabajo de piernas y golpes en ráfaga se volvieron indescifrables para su rival. Como si fuera poco, en el final, recostada sobre las cuerdas, López eludió un nuevo ataque y descargó dos potentes izquierdas y derechas cruzadas al mentón, que la hicieron dar dos pasos atrás. Y así, se llevó la amplia y merecida decisión.

Ahora, “La Indiecita” se prepara para defender su título mundial que conquistó el 20 de diciembre de 2019 sobre la venezolana Niorkis Carreño en amplio fallo unánime, y que retuvo sobre Granadino, en idéntico marcador.

GOMEZ DOMINO, NOQUEARON ROJAS Y ARCE

Más allá de los duelos estelares, una programación con campeones actuales o que hayan reinado completó la noche. En categoría supergallo, el campeón sudamericano gallo y argentino supergallo, el local Pablo Gómez (54,750 kg. y 15-10-2, 1 KO), dominó al ex campeón latino bonaerense Carlos “Tortita” Farías (55,050 kg. y 14-20-4, 1 KO), por puntos, en un amplio fallo unánime, tras seis rounds, en revancha, y así repitió lo ocurrido cuando se impuso el 2 de septiembre de 2017 en decisión unánime. Las tarjetas de los jueces fueron: Edgardo Codutti 60-54, Mirta Jara 60-54, y Carlos Villegas 60-54.

Gómez, dos veces campeón sudamericano gallo, que fuera monarca nacional supergallo y latino gallo de la FIB, controló ampliamente a Farías, ex campeón latino mosca interino OMB. Con veloces desplazamientos, anticipó los cruces y filtró sus ganchos al cuerpo. Tras ello, agregó sus boleadores y cruzados diestros al rostro. Manejó con comodidad el trámite. Así, sacó diferencias tan amplias, para llevarse la holgada decisión.

En división ligero, el ex campeón fedebol neuquino Damián “Chiva” Rojas (59,750 kg. y 15-2-1, 11 KOs), N° 5 del ranking argentino superpluma, dio cuenta del paraguayo Javier “El Tiburón” Vázquez (60,650 kg. y 8-12, 6 KOs), por nocaut en el quinto capítulo, tras castigarlo hasta enviarlo a la lona en ese segmento, y el árbitro Gustavo Tomás decretó el final.

Finalmente, en peso superpluma, el doble campeón Fedebol bonaerense Facundo “Topo” Arce (58,950 kg. y 14-5-2, 7 KOs), N° 7 del ranking argentino superpluma, se deshizo del misionero José “El Cordero” García (58,650 kg. y 7-11, 4 KOs), por nocaut técnico en el tercer episodio, luego de enviarlo al suelo en el segundo y en el siguiente, por lo que el árbitro Adrián Ayunta la detuvo.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico