Hallan culpable a Tesso por el homicidio del payador

"Nosotros, el jurado, por unanimidad, encontramos al señor Adolfo Antonio Teso, culpable del delito de homicidio agravado por alevosía y por el uso de arma de fuego". Esas fueron las palabras de la presidenta del jurado populae al momento de informar al juez técnico Gustavo Castro, el resultado de la deliberación de los doce ciudadanos que representaron al poder judicial en el marco del juicio por el homicidio de Saúl Anticaneo. Luego, la fiscal Rita Barrionuevo y la procuradora Marisol Sandoval, solicitaron la aplicación de la prisión preventiva de Teso por el plazo hasta que la sentencia de reclusión perpetua quede firme. Finalmente, el magistrado hizo lugar al requerimiento del Ministerio Público Fiscal y dispuso que al finalizar la audiencia el condenado fuera traslado a un centro de detención determinado por la oficina judicial.

La fiscal Andrea Vázquez desarrolló su alegato de clausura destacando los ejes referidos a los testimonios que explicaron la prueba científica producida en el debate. En este sentido, resaltó el análisis de las cámaras de video efectuado por los investigadores, el trabajo de rastreo del perro “Zeus” de la brigada de canes de Comodoro Rivadavia, la exposición del licenciado en Criminalísticas Julio Canteriño sobre los restos de disparos de arma de fuego hallados en las ropas de Teso; la mecánica del hecho presentada por la criminalística Julieta Bochatey, la definición del psicólogo Daniel Schulman respecto de que Saúl Anticaneo era una persona sociable y de bajo riesgo victimológico.

Asimismo, refirió las razones sobre la decisión de mantener la línea de investigación sobre la que contaban con mayor cantidad de evidencias.

Por último, indicó que, mediante la escucha de los audios y el testimonio de la pareja de Saúl Anticaneo, quedó probado que Tesso tenía una obsesión con su amante. Ante la posibilidad de no continuar la relación, decidió quitar del camino a su obstáculo. Por ello planificó y ejecutó el asesinato contra Saúl Anticaneo.

A su turno, el abogado de la querella Edgardo Hughes manifestó los fundamentos sobre la convicción de que Teso asesinó a Saúl Anticaneo. Para ello, repasó las pruebas producidas durante el debate, las convenciones probatorias y las pericias presentadas por la profesional del área de criminalística de Sarmiento.

Por último, el abogado defensor Marcelo Catalano, inició su exposición indicando que consideraba que Adolfo Teso no era culpable del delito que le imputó la fiscalía. En tanto, agregó que los investigadores presentaron una diversidad de fallas durante las tareas realizadas. En esta línea de argumentos, cuestionó las pericias sobre las huellas encontradas en el lugar del hecho y la negativa del Ministerio Público Fiscal a profundizar otras hipótesis.

PRISION PREVENTIVA

Luego de conocerse el veredicto del jurado popular, las representantes de la parte acusadora solicitaron al magistrado Gustavo Castro la aplicación de la prisión preventiva. Hasta este momento Teso estaba cumpliendo medidas sustitutivas. Sus fundamentos se basaron en el riesgo procesal de peligro de fuga ante la imposición de la pena de prisión perpetua.

En este contexto, el juez penal de la ciudad de Trelew hizo lugar a la petición fiscal y dispuso que la oficina judicial resuelva el lugar de detención donde debe alojarse el condenado Adolfo Teso.

EL CASO

El domingo 23 de octubre de 2022, Saúl Domingo Anticaneo, llegó a su departamento a la medianoche. Estaba cansado y se acostó en la cama. Hasta unos minutos antes de la 1, estuvo charlando telefónicamente con su novia. Ella se encontraba en la localidad de Ricardo Rojas. Allí, de lunes a viernes, se desempeñaba como docente en una escuela de nivel primario.

En tanto, durante la tarde y noche del sábado 22, el payador de “El Chalía” había estado con sus amigos en un taller mecánico. Todos colaboraron en reparar el vehículo de Anticaneo, para que pudiera viajar a ver a su pareja al día siguiente. También sabían que Saúl tenía pensado recorrer algunas estancias para comenzar con su nueva actividad vinculada a los caballos. Hasta hace un tiempo trabajaba en la verdulería “El Coirón”. Por su simpatía y buena atención, era conocido por la mayoría de los vecinos de Río Mayo. Del mismo modo, su vocación como cantor de payadas y milongas “criollas”, lo convirtió en un animador constante en programas de radio y los festivales de doma y folclore de la región.

Para los investigadores, en las primeras horas del domingo 23 de octubre, Adolfo Tesso, estuvo en el bar “Mendoza” junto a un amigo hasta aproximadamente las 3:20, y en un momento decidió retirarse del lugar. Su argumento fue que necesitaba ir al baño y buscar más dinero. Su recorrido fue en dirección a la vivienda de Saúl Anticaneo. Luego, ingresó al patio del inquilinato de departamentos ubicado en Perito Moreno y Arenales. Caminó hasta el departamento "A" Acercó el arma de fuego a la cabeza de Saúl Anticaeno y lo ejecutó.

Pasado el mediodía del domingo, la pareja de la víctima llamó por teléfono al dueño de los departamentos. Le pidió que se acercara a la casa que compartían con Saúl. La joven estaba preocupada porque su novio no respondía mensajes, ni llamadas.

La puerta estaba entreabierta. El arrendador ingresó y observó una situación que lo llevó a imaginar que algo grave había ocurrido. Se contactó con la familia de la víctima y les pidió que vinieran al inquilinato. Aproximadamente a las 15 una hermana de Saúl llegó al lugar. Entró al departamento y confirmó la sospecha. El cuerpo de su hermano estaba sin vida. Más tarde, los investigadores, informaron que había sido asesinado.

La autopsia del Cuerpo Médico Forense de Comodoro Rivadavia, confirmó que tres disparos de arma de fuego impactaron en la cabeza de Anticaneo. Todos del lado izquierdo. Uno de ellos en el lado izquierdo del cuello y se quedó incrustado del lado derecho. Otro ingresó por el lado izquierdo y atravesó el cráneo. El tercero es el único con orificio de salida. El proyectil salió por el ojo.

Para la parte acusadora, el motivo del crimen está vinculado a la relación sentimental que el imputado tuvo durante un tiempo con la pareja de Saúl Anticaneo. Ante el rechazo de la mujer para continuar el romance, Tesso, consideró que su único obstáculo era la presencia del payador de Río Mayo. Por ello planificó seguirlo. También le pidió a un amigo que observara los movimientos de la víctima durante la tarde del sábado y que luego le informara las novedades. Finalmente, decidió ir hasta el departamento de Saúl Anticaneo. Cuando confirmó que su oponente estaba dormido lo atacó y le quitó la vida.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico