Hay 4 sospechosos por el crimen del músico Anticaneo

Saúl Anticaneo fue encontrado el lunes en su cama con tres orificios de bala en la cien. Tenía 28 años, un hijo y era un conocido payador de la localidad. Una familia destruida y un pueblo consternado reclaman justicia. Hay al menos 4 sospechosos.

Saúl Anticaneo habló con su pareja por WhatsApp el domingo por la noche, terminó de hacer unos arreglos más en su auto y se fue a dormir a su habitación. Jamás se volvió levantar. Durante la madrugada del lunes, ingresó una, o más personas y le descerrajaron 3 tiros en la cabeza. El cuerpo quedó de costado, en la misma posición en la que dormía.

Saúl tenía 28 años, era papá de un niño pequeño, trabajaba en una verdulería y era un conocido payador del pueblo. “Se estaba haciendo su casita para vivir. Era un pibe muy humilde. Acá en el pueblo está todo el mundo conmocionado porque todos los conocían”, sostuvo Víctor Anticaneo, su hermano en Cadena Tiempo.

Hasta el momento nadie sabe nada y todo el entorno familiar, así como también el pueblo, están sorprendidos. Su pareja, quien se encontraba dando clases en Ricardo Rojas, fue una de las últimas personas que se comunicó con Saúl, previo a que recibiera los impactos de bala.

“La autopsia indica que lo mataron cuando dormía. Acá en Río Mayo todos dejamos la puerta abierta de nuestras casas, salvo que haya viento o algo, así que seguramente ingresaron cuando él estaba descansando y ahí lo mataron”, detalló Víctor.

El cuerpo lo encontró un vecino que lo había ido a ver para transmitirle un mensaje de su cuñada. Cuando llegó al lugar encontró la puerta entreabierta, gritó el nombre de Saúl, pero nadie salió. Intento golpeando, palmeando, pero nada sucedió. Entonces ingresó al domicilio y se encontró con la desagradable escena.

“Ahí vio el cuerpo y salió a buscar a los familiares y a la policía”, detalló el hermano de la víctima.

PUEBLO CHICO

Según el último censo, Río Mayo tiene 3.128 habitantes. Este bajo índice poblacional hace que todos se conozcan entre sí. Este no es un hecho menos en virtud de que el asesino aún permanecería en el pueblo.

“Algunos dicen que lo mataron en otro lado y después lo llevaron a la casa. Es un pueblo chico y se dicen muchas cosas. También hay una persona con la que habría tenido algún problema, pero creemos que no es para hacer algo tan grave”, detalló Víctor.

Y concluyó: “Estamos esperando que la justicia actúe. Hay muchas declaraciones de vecinos sobre lo que pudo haber pasado, pero tenemos que esperar a que avance la investigación. Hasta el momento habría al menos 4 sospechosos”.

Fuente: Jornada

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico