Imputaron por corrupción de menores y grooming al profesor detenido en Trelew

Un profesor de una escuela de Trelew, cuya identidad mantiene en reserva la Justicia, fue imputado ayer por el delito de corrupción de menores agravado por haber sido cometido por quien se encuentra a cargo de la educación de la víctima, en concurso con el delito de grooming, es decir acoso cibernético con fines sexuales. A pedido de la Fiscalía, la jueza natural dictó la prisión preventiva y fijó su revisión en el plazo de tres meses.

La audiencia de control de detención y apertura de la investigación se llevó a cabo ayer en la Oficina Judicial de Trelew y fue presidida por la jueza natural de la causa, Mirta Moreno. En representación de la menor de edad víctima actuó el asesor de Menores, Pablo Rey. El Ministerio Público Fiscal fue representado por el funcionario, Rubén Kohler, mientras que el imputado –sobre quien se mantuvo en reserva la identidad por parte de las autoridades judiciales—recibió la asistencia técnica del defensor público, Javier Allende.

En ese contexto, el acusador público solicitó que se declare legal la detención del profesor en virtud de que la misma se llevó a cabo tras la tramitación de la correspondiente orden judicial y que se formalice la apertura de investigación en su contra por el delito de corrupción de menores agravada por ser cometida por la pernas encargada de la educación de la víctima, en concurso real con el delito de grooming.

GROOMING

El grooming es uno de los delitos relativamente nuevos que tipificados en el Código Penal (diciembre de 2013) y se identifica con el artículo 131. En él se reprime con penas de prisión que van de los seis meses a los 4 años al que, por medio de comunicaciones electrónicas, telecomunicaciones o cualquier otra tecnología de transmisión de datos, contactare a una persona menor de edad, con el propósito de cometer cualquier delito contra la integridad sexual de la misma.

A todo esto, por tratarse de un delito contra la integridad sexual y que además tiene como víctima a una persona menor de edad, huelga aclarar que la difusión de detalles, identidades y demás información sensible serán evitadas por este medios.

La Fiscalía pidió el plazo máximo de ley –seis meses-- para culminar la investigación y sostuvo que existen elementos de convicción suficientes para considerarlo probable autor de los delitos que se le imputaron.

En tanto que se tuvo en cuenta la gravedad de los hechos, la expectativa de pena –que será de cumplimiento efectivo en el caso de arribar a una sentencia condenatoria--, para fundar el peligro de fuga, como así también enumeró los motivos y medidas de prueba que resta realizar, en las cuales podría influir el imputado estando en el medio libre. Por tal razón requirió que se cautele el proceso con el dictado de la prisión preventiva, la cual estimo conveniente en el término de tres meses, pedio que contó con la adhesión del asesor de Menores.

A todo esto, el imputado fue invitado a prestar declaración tras el relato efectuado por la parte acusadora, aunque prefirió mantenerse en silencio en esta etapa procesal.

Tras escuchar a las partes la juez consideró como grave el hecho que se investiga por la relación asimétrica entre el profesor y su alumna, la que además atenta contra la libertad sexual de la menor, luego de lo cual declaró la legalidad de la detención, formalizó la apertura de investigación preparatoria con la calificación jurídica propuesta por la Fiscalía, dio por anoticiado al imputado y su defensa técnica y le dictó la prisión preventiva por el término de tres meses.

El caso será supervisado por la fiscal general Silvia Pereira, quien avanzará con la producción de pruebas y evaluará en los próximos tres meses si solicita una prórroga de la medida de coerción que se dictó ayer.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico