"La trató como un objeto y la mató", dijo la fiscal

Comenzó este lunes el juicio por el femicidio de Ruth Figueroa, que tuvo lugar en octubre del 2019 en la ciudad de Esquel. El imputado está detenido desde el momento del hecho.

La fiscal María Bottini busca probar que el imputado es el autor del crimen de Ruth Figueroa, pero además que lo cometió en un claro contexto de cosificación de la víctima. La estrategia de la defensa a cargo de Valeria Ponce, es negar la mecánica de los hechos imputada.

“La trató como un objeto y la mató”. Con esta frase inició su exposición Bottini. Sostuvo que Ruth Figueroa era una mujer de 42 años que vivía sola, lejos de su familia. Se dedicaba a la peluquería y a ser trabajadora sexual para poder mantenerse. El imputado, Abel Marchan, es un policía retirado y con antecedentes de violencia contra las mujeres, resaltó la fiscal.

Bottini buscará probar que el acusado aprovechó las circunstancias personales que tornaban especialmente vulnerable a la víctima y, “cosificándola”, la mató.

El hecho tuvo lugar el 23 de octubre de 2019, en el domicilio de Ruth, ubicado en la calle Brun al 800 de la ciudad de Esquel. Imputado y víctima habrían estado en una situación de intimidad cuando ocurrió el crimen.

Valeria Ponce, defensora pública, indicó que no se podrá probar la mecánica del hecho acusada por la fiscalía, adelantando que los hechos ocurrieron de una manera distinta a la que sostiene el Ministerio Público Fiscal. La producción de la prueba está previsto que se realice a lo largo de cuatro jornadas. Por diferentes circunstancias, debió cambiarse la integración del tribunal de juicio. Excepcionalmente intervienen en el debate los jueces de la Cámara Penal, Carina Estefanía, Martín Zacchino y Hernán Dal Verme.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico