Lebac vs. dólar, quién gana el "sprint" de los próximos meses

El resultado de las PASO despejó ciertas variables que contribuyen a reconfigurar las carteras de inversión en el corto y mediano plazo. En este marco, expertos financieros ayudan a detectar cuáles son las principales oportunidades que aparecen hoy en el mercado.

Con los resultados de las PASO sobre la mesa, se comenzaron a despejar ciertas variables que contribuyen a reconfigurar la mirada sobre alternativas de inversión para los próximos meses. El espaldarazo que las urnas le dieron al oficialismo el pasado 13 de agosto se tradujo en el mercado en: una fuerte baja del riesgo país (se hundió más de 14% a mínimos en 16 meses); una caída del dólar (-2,5% a niveles de $17,50, desde el récord de $18,01); un descenso en el tipo de cambio esperado para fin de año (pasó de $19,30 a $18,45 en el Rofex); subas de hasta 8% en bonos largos en dólares; un rally alcista del índice Merval (saltó más de 15% en moneda dura).
En ese contexto, además, las tasas de las Lebac de mayor plazo subieron por encima del 27% y se invirtió la curva de rendimientos (los retornos más largos superaron a los más cortos); sin soslayar que previo a las elecciones primarias el BCRA usó sus reservas (vendió más de u$s 1.800 millones) para controlar al dólar, es decir, pareció haber convalidado un esquema de flotación administrada para momentos críticos.
Así las cosas, se abren nuevos interrogantes sobre cómo sigue la película entre a partir los fotogramas que dejaron las PASO. "Estamos en un modelo de tipo de cambio variable, por lo tanto hay que acostumbrarse a que la cotización del peso versus el dólar puede fluctuar, tanto al alza como a la baja. Al respecto, ya evidenciamos en los meses previos a las PASO una debilidad de la moneda local, con una posterior estabilización y leve apreciación dado el resultado electoral", explica Leonardo Chialva, director de Delphos Investment.
Durante los 4 primeros meses del año la tasa en pesos doblegó a un tipo de cambio prácticamente sin movimiento. De hecho, el BCRA debió salir a sostenerlo en medio del incesante ingreso de dólares. Pero desde mayo y hasta mediados de agosto inclusive, la ecuación se dio vuelta drásticamente y la divisa "dejó sin pedales" a la bicicleta financiera, que retomó el impulso luego de las PASO.
Es decir, que mientras la expectativa de devaluación siga sobrevolando bajo (analistas ven un dólar en $18,20 para fin de año, según el REM del BCRA) una tasa de interés real positiva como las de las Lebac genera una atracción por los pesos, coinciden en el mercado. "De acá a un año, en la dicotomía Lebac versus bonos en dólares cortos, hay para ganar más con las Letras del BCRA a largo plazo (9 meses), que rinden un 8% anual en términos reales en moneda dura. Es prácticamente más del doble del retorno que ofrece un título en dólares de corto plazo", subraya Augusto Posleman, director de Portfolio Personal, quien proyecta este escenario sobre la base de una buena performance de Cambiemos en las elecciones, lo que hará que "ingresen más dólares financieros, y productivos". De todos modos, habrá que estar atentos al timing del BCRA sobre un eventual recorte de las tasas, avisan los expertos. "Si al Gobierno le va bien en las elecciones y logra que baje la inflación, el BCRA podría empezar a reducir la tasa más rápido de lo que pensamos", estima Posleman.
Por su parte, Christian Buteler, analista financiero, también se inclina por las Lebac, y despoja al segundo lugar a los bonos en dólares dentro de sus preferencias de inversión, "no porque el tipo de cambio no tenga recorrido, sino porque me parece que los títulos dolarizados están caros y puede haber alguna toma de ganancia en el corto plazo".
Más allá de que en el corto plazo los especialistas vaticinan "buena salud" para el "carry trade", es necesario monitorear eventuales amenazas contra esta estrategia, provenientes del exterior: léase una eventual suba de tasas por parte de la Fed; o un posible incremento de las tensiones en términos geopolíticos.

A LARGO PLAZO CAMBIA LA ECUACIÓN

Ahora bien, para estrategias de inversión de mayor plazo, el director de Portfolio recomienda los bonos en dólares más largos, que aún tienen una tasa alta (del 6,5% a 7,5%). "Estos títulos cuentan con un potencial de apreciación de entre 10 y 12%, si a la Argentina le va bien y el riesgo país sigue bajando". En las dos semanas posteriores a las PASO, el Bono a 100 años (AC17), el Argentina 2046 (AA46) y el Argentina 2037 (AA37), ya aumentaron su precio hasta un 8%. En la misma línea Chialva, remarca que "los bonos argentinos son sumamente atractivos", y sugiere a aquellos inversores "que se animen y puedan buscar un poco más de riesgo, la parte subsoberana de deuda, como Buenos Aires 2023 (PBF23) que rinde el 5,3% anual".

CARTERA CONSERVADORA

Buteler propone para un inversor conservador un portafolio que contenga un 30% en Lebac de corto plazo (según su visión, las tasa de corto seguirán altas); un 30% en bonos en dólares, como el Discount (DICA) y el Bonar 2024 (AY24), "para cubrirme en caso de que el dólar busque los $19/$20 a fin de año"; un 30% en bonos atados a la inflación, como el Boncer 2021 (TC21), "ante un posible repunte de la inflación tras los nuevos aumentos de los servicios regulados"; y un 10% en cash, "esperando alguna toma de ganancias en el mercado accionario". Posleman, en cambio, le asigna a la cartera mucho más peso a los instrumentos dolarizados: un 90% con títulos de mediano plazo, entre los que destaca el Bonar 2020 (AO20), el Argentina 2021 (AA21), más algunos bonos provinciales, como Neuquén 2025 (NEU25); y un 10% con Lebac de largo plazo.

CARTERA MÁS ARRIESGADA

Para el caso del inversor que busque un poco más de rendimientos, Buteler sugiere un portafolio con un 30% de Lebac de corto plazo; un 30% de bonos largos en dólares, como el AC17, y Bs. As. 2035 (BPLD); y un 40% de acciones (Boldt, Petrolera Pampa y Banco Francés).
El experto de Portfolio, por su parte, reparte un 30% con Lebac a mediano plazo; y un 70% con bonos en dólares, como el AY24, Argentina 2025 (AA25), DICA o AA37. También incluye el NEU25, Chubut 2026 (PUL26), y Salta 2024 (SALTA24), con retornos del 7%.
Aunque aclara que "si al Gobierno le va bien en octubre, donde más dinero se podría a ganar es con las acciones", pero las recomienda a inversores con un perfil más agresivo.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico