Los jardines maternales de verano llegaron a su fin luego de más de un mes de actividades

"Trabajamos muy bien con los niños que vinieron de distintos barrios y diferentes Centros de Promoción. Realizamos actividades lúdicas, juego, música, expresión corporal, arte y hoy cerramos con pinturas fluorescentes que resaltan en la oscuridad, además un rico compartir y un juego de posta", dijo a modo de conclusión Lourdes López, docente que este año formó parte de la propuesta de Jardines Maternales de Verano, que ayer cerró sus actividades.

La iniciativa de la Secretaría de Desarrollo Humano y Familia en los últimos días concluyó su segunda edición, priorizando el acceso a aquellas familias en situación de vulnerabilidad.

Según se informó, desde principio de enero hasta los primeros días de este mes, chicos de 2 a 4 años de zona norte y sur de la ciudad participaron de estos espacios y disfrutaron de actividades recreativas, artísticas, juegos, exploración y refrigerios.

Las actividades se desarrollaron en el CPB Presidente Ortiz y el CPB San Martín, y la convocatoria fue exitosa, logrando reunir a numerosas familias a partir de la necesidad de contar con espacios de recreación, culturales, sociales-comunitarios y de aprendizaje no formal para niños de 2 a 4 años, tras la finalización del ciclo anual.

La subsecretaria de Niñez, adolescencia y Familia, Celia Gandini se hizo presente en el cierre de la propuesta de verano y valoró que durante la época estival, “se continúe brindando este tipo de actividades”.

“No solo contenemos a los niños que asisten al ciclo anual, sino también a chicos de otros barrios que se encuentran en situación de vulnerabilidad y necesitan un seguimiento y acompañamiento de parte del Estado. Todos tienen derecho a jugar, aprender en un espacio en donde exista un clima de afecto, donde se respete su etapa evolutiva y sus intereses”, consideró la funcionaria.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico