Luis Moreno llamó a un conocido abogado antes de entregarse a la policía

Eduardo Leguizamón residía en el barrio Diadema y fue atropellado y abandonado el 11 de mayo del año pasado por Luis Moreno, quien conducía una camioneta contratada por el municipio. Durante el juicio oral y público que se inició ayer declararon once personas, entre ellas el imputado y la viuda Ana Toro. El debate continuará mañana.

Con gran expectativa para los familiares de Eduardo Leguizamón (53) comenzó ayer el juicio oral y público contra el perito en accidentología y funcionario municipal, Luis Alberto Moreno.

Este está imputado por el delito de homicidio culposo, ocurrido el 11 de mayo de 2016, cuando Leguizamón circulaba en bicicleta por la ruta Provincial 39.

El tribunal unipersonal está integrado por la juez penal Raquel Tassello, quien escuchó once testimonios en la audiencia de ayer. En tanto, la fiscal general Cecilia Codina se encuentra al frente del caso en representación del Estado.En el inicio del debate, el propio imputado describió que iba por la ruta provincial 39, camino a Diadema donde reside, cuando sintió un golpe que en primera instancia pensó que era un animal.

A la vez Moreno describió que esa tarde noche había poca visibilidad en el sector por llovizna y por ello iba a una velocidad regular. Según explicó, luego de que sintió el golpe continuó su marcha unos 800 metros para encontrar un lugar seguro donde detenerse y después decidió volver en su dirección para ver qué había pasado.

Al pasar por el lugar del accidente Moreno dijo que alcanzó a reconocer una rueda de bicicleta y comenzó a descompensarse. Y en el mismo relato, el imputado aseguró que se dirigió a la comisaría General Mosconi para alertar a los agentes de que había protagonizado un accidente.

LA VERSION DE LA QUERELLA Y LA FISCAL

El abogado querellante, Juan Manuel Irusta ayer por la tarde dialogó con El Patagónico y explicó en relación a los dichos de Moreno que “esa hipótesis ya fue contrapuesta por los testigos y no hace a los hechos como sucedieron”.

El letrado indicó que incluso “los testigos que declararon hoy (por ayer) coincidieron en que la visibilidad era buena en la zona porque la llovizna comenzó luego de las 21”. Mientras que para la fiscalía, Leguizamón fue atropellado entre las 19:30 y las 20:30, y Moreno se presentó en la Comisaría a las 22:15 acompañado de su hija.

Testigos que ayer declararon también dejaron al descubierto distintos aspectos que agravan la situación del imputado. Un funcionario policial que concurrió al lugar expuso que le llamó la atención que en un principio los efectivos que actuaron “no quisieron resguardar la escena”, y aseguró que recibió presiones por parte de la esposa de Moreno, que en ese entonces era vecinalista del barrio.

Otros testigos, en tanto, señalaron que Leguizamón iba en su bicicleta por la banquina de la ruta, aunque resta saber el resultado que obtuvieron los expertos de las pericias que se realizaron luego del accidente.

Durante el debate también se conoció que Moreno antes de entregarse en la dependencia se comunicó telefónicamente con el abogado y actual funcionario municipal, Leopoldo Puriccelli, quien avisó al entonces jefe de la comisaría que atienda a Moreno.

Para los familiares de Leguizamón que llegaron desde Córdoba para presenciar el juicio, el imputado “no mostró arrepentimiento”.

El hermano de la víctima, Alejandro Leguizamón también cuestionó que el acusado tenía vencida la licencia de conducir al menos dos años.

Mientras que la camioneta Ford Ranger, patente ERE 823, con la que protagonizó el accidente había sido contratada por el municipio y tenía el seguro vencido. El debate continuará mañana a partir de las 9 en la sede de los tribunales penales del barrio Roca.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico