Mantienen la prisión preventiva a Daniel "Oso" Jaramillo

Se trata del imputado por el crimen de José Luis Martínez, asesinado de un disparo en el tórax el domingo 12 de agosto de 2012, en Rivadavia casi Martín Fierro. Fue luego de perseguir a un automóvil desde el que habían baleado a su hijo Gabriel.

Esta mañana se efectuó en los tribunales penales ordinarios la audiencia de revisión de la prisión preventiva por el homicidio de José Luis Martínez acaecido el pasado 12 de agosto de 2012, que tiene como imputado a Daniel “Oso” Jaramillo. La representante de fiscalía solicitó el mantenimiento de la medida de coerción del imputado hasta la audiencia preliminar. En tanto que el defensor planteó su “arresto domiciliario en el domicilio de su padre; y subsidiariamente se disponga su traslado en calidad de detenido a la localidad de Trelew”.

Presidió la audiencia de revisión Mariano Nicosia, juez penal; por el Ministerio Público Fiscal se hizo presente Patricia Rivas, funcionaria de fiscalía; en tanto que la defensa de Jaramillo fue ejercida por Esteban Mantecón, defensor público.

La funcionaria de fiscalía solicitó que se mantenga la prisión preventiva que viene cumpliendo Jaramillo hasta la audiencia preliminar, a celebrarse el próximo 27 de diciembre del corriente año. Argumentó que elpeligro de fuga se encuentra vigente, ya que existen elementos de convicción suficientes para presumir que Jaramillo es con probabilidad autor del hecho que se investiga. La fiscalía ha presentado la acusación pública en contra de Jaramillo, calificando el hecho como homicidio simple, con una expectativa de pena que no debería superar los 12 años de prisión. Además resaltó que el imputado tiene facilidad para permanecer oculto, y recordó que permaneció más de 7 años en esa condición.

Por su parte el defensor argumentó que es cierto que Jaramillo se haya fugado. Durante el plazo de 7 años su pupilo tuvo relación con el domicilio de su padre en Estándar Norte, a raíz de la discapacidad que sufre su padre. “Se ha pedido autorización para ir a visitarlo y también para que Jaramillo sea trasladado a la ciudad de Trelew donde tiene su grupo familiar”, dijo y solicitó su arresto domiciliario en el domicilio de su padre; y si no es así subsidiariamente se disponga su traslado en calidad de detenido a la localidad de Trelew a los fines que la pena no trascienda a terceros.

El juez en un primer momento aclaró al defensor que ya había rechazado el pedido de arresto domiciliario en casa del padre del imputado ya que el mismo se encuentra cumpliendo condena por una causa federal, en la modalidad de arresto domiciliario. Por lo cual “la autorización para visitar a su padre o de cumplir arresto domiciliario en su domicilio, no resultan procedentes”, expresó el juez. Respecto del traslado de Jaramillo a Trelew el juez dijo que no puede tomar una decisión unilateral ya que Jaramillo está con prisión preventiva en otra causa en la provincia de Santa Cruz, está a disposición conjunta de dos jueces. Por otra parte “la pretensión del Ministerio Público Fiscal es atinada”, concluyó el juez. Jaramillo permaneció oculto por 7 años y solo de manera casual se lo ha encontrado en el marco de otra causa, en otra diligencia. Se le atribuye un hecho grave y la pena que se espera es de importancia, aseguró el juez. Manteniendo finalmente su prisión preventiva hasta la audiencia preliminar.

EL CRIMEN

El homicidio investigado acontece el pasado 12 de agosto de 2012, aproximadamente a las 06:00 hs., en circunstancias en las que José Luis Martínez circulaba a bordo de su vehículo Renault 19 junto a su hijo Gustavo Martínez, quien se encontraba sentado en el asiento delantero del acompañante, y tres testigos amigos de éste último, sentados en la parte de atrás, fueron interceptados sobre Avenida Rivadavia cuando circulaban en dirección este/oeste pasando la intersección por calle Los Robles por otro vehículo marca Toyota, modelo Corolla de color blanco, rodado desde el cual el conductor, Daniel Ariel Jaramillo, le efectuó al menos un disparo con un arma de fuego, calibre 9 mm., provocándole lesiones a Gabriel Martínez en la zona abdominal, y la rotura del vidrio del acompañante del rodado. Ante esta circunstancia José Luís Martínez siguió al conductor del rodado Toyota Corolla por avenida Rivadavia hasta pasar calle Martín Fierro y colisionarlo en su parte trasera, provocando de este modo que el Toyota perdiera su paragolpes trasero, el cual quedó tirado en la calle, y Jaramillo el control del rodado, frenando a la altura 2.900, como así también José Luis Martínez, quien perdió el control del rodado R 19 e impactó contra una palma de luz a la altura 3.119, quedando detenidos en el lugar.

Inmediatamente, José Luís Martínez, descendió del rodado y se dirigió hacia atrás, lugar donde se encontraba el rodado Toyota conducido por Daniel “Oso” Jaramillo, quien desde el interior del rodado y con claras intenciones de dar muerte efectuó un disparo de arma de fuego contra la humanidad de José Luís Martínez, el cual ingresó en la región del tórax (parte izquierda) lesionando arteria aorta y salió en la región lumbar derecha, de adelante hacia atrás y de arriba hacia abajo, provocando el deceso del nombrado minutos más tarde en el Hospital Regional por ‘paro cardio-respiratorio traumático provocado por un shock hemorrágico’”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico