Marcelo Huenuman negó haber baleado a Millán porque los une un lazo familiar

La jueza Daniela Arcuri formalizó ayer la investigación por el ataque que mantiene en estado crítico a Gustavo "Pocho" Millán, quien en la noche del sábado recibió tres tiros en una chacra del Máximo Abásolo. El imputado Marcelo Huenuman negó su participación en la agresión y aseguró que la víctima es padrino de su hermano. "No entiendo por qué me están metiendo acá". Pasará tres meses en prisión preventiva.

En la sede de los tribunales penales de Comodoro Rivadavia se desarrolló ayer la audiencia de control y apertura de la investigación contra Marcelo Fernando Huenuman (24), quien fue detenido durante la madrugada del lunes como sospechoso del intento de asesinato de Gustavo Millán (32).

El acto fue presidido por la jueza penal Daniela Arcuri. En primer lugar el fiscal general Adrián Cabral solicitó que se formalice la investigación por el incidente que se produjo el sábado a las 22:30 en la chacra “El Palenque”, ubicada en la zona de quintas del barrio Máximo Abásolo.

Allí la víctima de 32 años estaba junto a los hermanos Adriazola, el cuidador del lugar y otro allegado, cuando, según los testigos, llegó el imputado junto a otros dos hombres a bordo de un Renault 12.

Según la denuncia, tras descender del auto, ingresar al predio y cerrar el portón, Huenuman, sin mediar palabras, extrajo un arma de fuego y ejecutó tres disparos que alcanzaron a Millán.

Luego el atacante se subió al vehículo y huyó del lugar junto a sus cómplices. La víctima, en tanto, fue trasladada de urgencia a la guardia del Hospital Regional donde fue intervenida quirúrgicamente.

Es que Millán recibió un disparo en el tórax, otro en un hombro y el restante en la ingle de la pierna izquierda. Ayer aún permanecía internado en terapia intensiva con graves dificultades respiratorias y en estado crítico.

CONDENADO POR

UN HOMICIDIO

El representante fiscal calificó el delito como homicidio agravado por el uso de arma de fuego, en grado de tentativa en calidad de autor para Huenuman. Solicitó que se declare legal la detención debido a que fue emitida por un juez penal competente y requirió el plazo de tres meses de prisión preventiva y de investigación.

Cabral argumentó tener los elementos de convicción suficientes para que sea considerado como probable autor del ataque, además enumeró la existencia de los peligros procesales de fuga y entorpecimiento de la investigación, y calificó como grave el ilícito.

El fiscal además recordó que Huenuman fue condenado a 8 años de cárcel por el homicidio de Franco Ortega, quien fue asesinado el 24 de junio de 2012 en el barrio Pietrobelli.

El individuo accedió a la libertad condicional el 26 de septiembre último, y ahora se ve envuelto en otro sangriento episodio por el que podría ser condenado a un mínimo de 5 años y 4 meses de prisión efectiva, explicó el fiscal.

QUERIA REHACER SU VIDA

El imputado ayer accedió voluntariamente a declarar y negó su participación en la agresión armada contra Millán, quien es padrino de su hermano. “No entiendo por qué me están metiendo acá”, afirmó.

Huenuman señaló incluso que el lunes iba a empezar a trabajar con la esperanza de rehacer su vida.

Por su parte, los abogados de la defensa pública, Esteban Mantecón y María de los Ángeles Garro, no formularon objeción respecto de la legalidad de la detención ni del plazo de investigación requerido. Sí objetaron el pedido de prisión preventiva, las características del delito y la pena que se espera porque “no son pautas objetivas”.

Los defensores sostuvieron que “dista mucho de existir el peligro de fuga ya que dos horas después del hecho se encontraba en su domicilio” y aseguraron que los indicios no tienen entidad para vulnerar el principio de inocencia de Huenuman por lo que el imputado debe permanecer en libertad durante el proceso. Por todo ello, pidieron el arresto domiciliario de su pupilo.

La magistrada, finalmente, resolvió declarar legal la detención del imputado, decretó la apertura de la investigación en los términos requeridos por la Fiscalía e impuso la prisión preventiva del acusado por el término de tres meses.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico