Mataron a un soldado de 20 años para robarle la moto

El crimen ocurrió en la madrugada del domingo en el barrio Los Altos de José C. Paz. Yair Núñez estaba inscripto en las Fuerzas Armadas como soldado voluntario.

Un soldado voluntario del Ejército Argentino fue asesinado de un disparo en la cabeza en la localidad de José C. Paz después de intentar resistirse al robo de su motocicleta.

El hecho ocurrió durante la madrugada del último domingo en la calle Coronel Arias, al 3500, en el barrio Los Altos, detrás del mercado concentrador. Yair Alan Nahuel Núñez, un joven de 20 años inscripto como soldado voluntario en el Ejército argentino, se preparaba para salir de su casa a bordo de su moto para acudir a su trabajo.

Fue entonces cuando el soldado fue sorprendido por otros dos jóvenes, un hombre y una mujer, que de manera inmediata intentaron robarle el rodado.

Según la declaración de algunos testigos, el hombre llevaba un arma de fuego en la mano y era quien conducía el robo, llevaba la voz de mando de la pareja.

Después de la primera exigencia de entrega de la moto, Núñez se rehusó y empezó a forcejear con el mismo delincuente. Así, al cabo de unos segundos se efectuaron al menos dos disparos del arma y el soldado cayó tendido al suelo inconsciente. Uno de los proyectiles calibre 9 mm le había impactado en la cabeza.

Los dos delincuentes se escaparon sin llevarse la moto del soldado, lo hicieron a pie, mientras los vecinos de la zona, alertados por los gritos y el sonido del disparo, salían a la calle para ver qué había ocurrido.

Al cabo de unos pocos minutos llegó una ambulancia que trasladó a Núñez al hospital Alberto Duhau, pero el joven de 20 años perdió la vida a las pocas horas. La herida en la cabeza era demasiado grave.

Al cabo de unas pocas horas, efectivos de la Policia Bonaerense de la Comisaría 1ª de José C. Paz detuvieron a los dos principales sospechosos de haber cometido el robo y el asesinato del soldado. Se trata de Damián M. y Verónica Florencia R., ambos de 20 años.

Durante la detención de ambos se pudo constatar que la joven delincuente tenía una herida de bala en su hombro derecho, la cual se cree que fue provocada durante el forcejeo entre su compañero del delito y la víctima. Además, se incautó una pistola marca Beretta calibre 9 mm con la que presuntamente se cometió el asesinato.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico