Mateo se recupera de las quemaduras y podría recibir el alta médica

A nueve días del ataque con combustible y fuego, el joven radatilense se recupera en la sala del quemado del Hospital Regional. Se encuentra bien de ánimo, rodeado de su familia y amigos. En los próximos días podría recibir el alta médica.

Con una paciente evolución, el joven de 18 años quemado durante la madrugada del viernes 9 de febrero en la plaza Juan Domingo Perón de la villa balnearia, salió el viernes último de la sala de terapia intensiva, y se recupera en forma satisfactoria en la sala del quemado, en el centro asistencial de Comodoro Rivadavia.

A todo esto, el artista callejero Nicolás Fausto Girotti está imputado por el delito de tentativa de homicidio simple y cumple prisión preventiva. Cabe aclarar que, durante la agresión con combustible y fuego, hubo otras siete víctimas con lesiones leves, pero aún la Fiscalía no avanzó con esos casos de lesiones leves.

Justamente, una de las heridas leves fue la hermana de Mateo, quien sufrió quemaduras leves en el pelo y en la espalda. Sus amigos alcanzaron a quitarle la mochila y la campera que tenía puesta, indicó su papá Leonardo a diario El Patagónico.

Todo el grupo víctima del malabarista sufrió daños psicológicos y se encuentra bajo la asistencia de los profesionales del Servicio de Asistencia a la Víctima del Delito (SAVD). Incluso, el viernes los jóvenes mantuvieron una reunión grupal para sentirse contenidos y tratar de superar el violento ataque sufrido.

BUEN ÁNIMO, DESCANSO Y VISITAS

Leonardo contó que su hijo, quien el año pasado egresó de la Escuela provincial N° 718 “Libertad” de Rada Tilly y que tiene previsto estudiar alguna carrera relacionada con el petróleo, pasó a recuperarse en la sala del quemado.

Este domingo Mateo disfrutaba del tercer día en esa sala donde puede recibir mayores visitas de sus familiares y amigos. El padre afirmó que su hijo “se está recuperando muchísimo mejor, ya no tiene comprometidas las vías aéreas, le salieron las primeras capas de piel en el rostro”.

Sin embargo, Mateo todavía tiene afectadas las orejas, manos y el torso que permanecen con vendajes. Recibió la visita de su hermana y de algunos de sus amigos que también fueron víctimas del pirómano artista callejero.

La familia del joven está pendiente de acompañamiento, el amor y la asistencia médica para alcanzar la recuperación total de Mateo, y creen que “esta semana ya capaz le dan el alta médica”, auguró su padre.

Asimismo, Mateo “está bien de ánimo, lo desentubaron, pudo cenar y dormir bien”, describió el padre del joven, quien todavía no piensa en los avances de la investigación judicial del caso hasta tanto su hijo regrese a su casa.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico