"Me mandé una cagada", habría dicho Archie Phillips al ser detenido

Así lo sostuvo Juan Garitano, un trabajador de seguridad en la estación de servicios que estuvo presente cuando fue detenido Carlos Archie Phillips por el femicidio de Evelyn Tatiana Lehr.

Veintiséis testigos han pasado por la sala de audiencias de la cámara penal ubicada en el sexto piso de tribunales tras culminar la tercera jornada de juicio oral y público donde se juzga la autoría de Carlos Archie Phillips respecto de la muerte de Evelyn Tatiana Lehr, ocurrida el 14 de junio de 2018 en el domicilio situado en el barrio 119 viviendas de esta ciudad.

Durante la mañana de hoy se pudo escuchar a Juan Garitano, un trabajador de seguridad en la estación de servicios que se encuentra en la salida hacia el norte de Trelew. Contó que cerca de las 6:30 del 15 de junio vio a Phillips en el local de aquel lugar, pero no le llamó la atención al no saber lo sucedido, aunque pudo observar su vestimenta y aspecto. Más tarde llegó el comisario Gómez con una foto y entonces lo reconoció y pegó una vuelta buscándolo afuera para luego dirigirse a los baños. Fue ahí donde se encontraba tras una de las puertas y conoció el calzado que llevaba, por lo que puso en conocimiento al jefe policial, y luego arribaron los efectivos en su búsqueda. Explicó que fue el mismo comisario quien le pidió que lo requise y mientras procedía pudo hablar con él que le expresaba: “me mandé una cagada”, y le contó que se había querido matar, tirándose debajo de un camión o apuñalándose. Destacó que se lo veía mal y con heridas consideradas graves por las cuales se quejaba por el dolor.

Otro de los convocados fue el doctor policial en aquel momento Rubén Linder quien dijo haber sido convocado cuando Phillips fue detenido y en los baños de la estación pudo revisarlo constatando lesiones, completando luego aquella revisación en el hospital zonal. Destacó que se lo vio lúcido y ubicado en tiempo y espacio, con lesiones cortantes escoriaciones y manifestó que no se constataba que pudiera haber ingerido droga o alcohol.

Más adelante, el médico forense Juan Orlando Juárez dio detalles de la autopsia realizada sobre el cuerpo de Evelyn asegurando que se observaban inusitados signos de violencia con 30 lesiones de arma blanca. Reiteró que debió tratarse de un ataque muy violento y con tanta fuerza que atravesó costillas llegando a producir heridas en corazón y pulmón, principalmente en el ventrículo izquierdo, lo que derivó en hemorragias incompatibles con la vida. Más allá de otros detalles contemplados en el marco del informe correspondientes aseguró que efectuado el estudio pertinente se podría verificar que el deceso de Evelyn se produjo a las 4:11 del día 14 de junio.

La doctora Noelia Masari, bioquímica del laboratorio regional forense en lo que respecta al gabinete de genética en Comodoro Rivadavia expuso sobre aspectos de las pericias de ADN efectuadas y el doctor Ignacio Alvarez, bioquímico del gabinete de toxicología aseguró que en las muestras no se detectaba presencia de sustancias o alcohol. Ambos profesionales fueron requeridos por videoconferencia desde aquella localidad.

El debate continuará mañana a partir de las 9 en la misma sala con el tribunal integrado por César Zaratiegui, Mirta Moreno y Sergio Piñeda. El fiscal Arnaldo Maza acompañado por Guadalupe Serafini lleva adelante la representación del Ministerio Público Fiscal y la defensa es ejercida por María Laura Martensen, Romina Rowlands y la supervisión técnica de Sergio Rey por la defensa pública.

EL HECHO

El 13 de junio del año pasado, luego de las 21, Evelyn se encontraba sola en su domicilio ubicado en el barrio 119 Viviendas de Trelew, lugar al que llegó Phillips y fue recibido por la víctima, dado que entre ellos había mediado una relación de pareja, pública y estable, a lo largo de prácticamente dos años y medio, la cual recientemente había finalizado.

Ya en la madrugada del día 14 y en un horario cercano a las 4, cuando Evelyn se hallaba dentro del baño, el acusado irrumpió sorpresiva y violentamente en ese ambiente, sabiendo lo que hacía, conociendo el poder vulnerante del arma que portaba, empleando la violencia como medio para ejercer poder y dominación sobre su expareja y con el indudable propósito de causarle la muerte.

Se abalanzó sobre ella y comenzó a apuñalarla brutalmente empleando al efecto un cuchillo de aproximadamente 27 centímetros de largo que había llevado consigo a la casa.

No conforme con esto, con Evelyn ya en el suelo y aún con vida, se aproximó nuevamente para ultimarla aplicándole otras quince estocadas.

En total, Evelyn Tatiana Lehr recibió un total de treinta heridas de arma blanca, dos de las cuales le atravesaron el corazón, otras el pulmón y una el hígado, lo que provocó una hemorragia letal, cuadro que finalmente produjo su deceso.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico