México: El placer de viajar a la riviera Maya

Escaparse al calor es uno de los deseos más requeridos en las vacaciones de invierno. Cancún, Playa del Carmen y Tulum son siempre una excelente opción para ir en familia. El destino se presenta para todos los gustos, con una fuerte conexión con la naturaleza, aguas cristalinas e historia antigua.

Arrancaron las vacaciones de invierno y quienes pueden, elegirán destinos de calor para escapar un poco del frío invierno. De acuerdo con un ránking elaborado por hoteles.com los destinos internaciones más requeridos para esta fecha son Miami, Lima, Nueva York, París y Cancún.

El destino mexicano suele ser muy codiciado. Lo difícil es conseguir ahora vuelos directos o económicos. Hay que hacer búsquedas intensas, pero en lineas generales, los pasajes parten de los $22.000 con dos escalas, $23.500 con una escala y los hay más caros aún. No es sólo por la época sino que México históricamente fue caro para llegar.

Más allá de los pasajes, es uno de los destinos más amigables y placenteros del continente.

La estrella de la zona es sin dudas, Tulum. Paradísiaca, amable, tranquila, esta joya ubicada en el estado de Quintana Roo, al este de la península de Yucatán, invita a los viajeros a conectarse con la filosofía maya, con la mezcla entre lo rústico y lo moderno, con las comidas playeras y deliciosas, como tacos de camarón y chapulines crocantes. Tulum es una vacación en su máximo esplendor.

El destino es un hermoso lugar para viajar en familia. Aquellos que quieran conectar el relax con un poco de turismo aventura, buceo, snorkel y kayak eligen sin dudas, el lugar ideal.

La zona arqueológica es el sitio más popular de esta región, la imagen que todos tienen de Tulum en la cabeza. Antiguamente era conocida como Zamá (que significa en maya “amanecer”). Al respecto se recomienda aprovechar alguna madrugada para mirar salir el sol, vale la pena en semejante paraíso.

La zona arqueológica fue construida entre los años 1200 y 1450, pero lo más impresionante es su emplazamiento, con vistas que son realmente un sueño.

Una excursión por los cenotes, también puede resultar un placer para los viajeros. Los hay de todo tipo: a cielo abierto, semiabiertos y subterráneos o en grutas. Los cenotes más populares de la zona son el Dos Ojos, un lugar con espectaculares aguas cristalinas cuyo nombre hace referencia a las dos bocas que tiene este cenote. Gran Cenote es otro de los más populares, tal como el llamado cenote Escondido, cuyo su encanto radica en que está oculto entre la vegetación de la selva. El resto son el Calavera y Carwash.

HOTELERÍA

En cuanto a la hotelería, Tulum cuenta con un montón de posadas y hotelitos de playa. Para quienes busquen hospedarse en algún all inclusive, se recomienda se recomienda quedarse en otras zonas como Playa del Carmen ó Cancún. Ambos, son destinos excelentes para encontrar este tipo de hoteles, donde hay desde actividades organizadas, todas las comidas incluidas, playas privadas, piletas. La oferta es inmensa.

Tanto en Cancún como en Playa del Carmen, las playas también son paradisíacas, con aguas turquesas y tibias.

Entre las actividades recomendadas en Cancún, se destaca una visita a Chichen Itzá, el corazón de l imperio maya. Es un interesantísimo sitio para conocer un poco sobre aquella cultura y su espectacular desarrollo en las ciencias como la matemática, astronomía, geometría y acústica.

Xcaret es otra atracción divertida, sobre todo si el viaje es con niños. Es una especia de Disney World mexicano, pero en lugar de muñecos y princesas, hay animales y naturaleza. Es una especie de enorme e impresionante acuario natural. Allí, se puede nadar con delfines, bucear en cenotes, acostarse en blancas arenas. Un lugar recomendadísimo al 100%.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico