Moreno pidió perdón pero igual irá preso por la muerte del ciclista

Luís Alberto Moreno, el exfuncionario municipal acusado de matar y abandonar en la ruta al ciclista Eduardo Leguizamón por primera vez reconoció haber atropellado al hombre, sin embargo aludió a problemas de salud. "Yo me quise suicidar a los dos días porque maté una persona, lo asumí. Yo morí con la persona porque a mí me pasó lo mismo", dijo.

En un intento de defensa y en medio de los argumentos para reiterar el pedido de prisión domiciliaria, Luís Alberto Moreno se quebró y además de reconocer su responsabilidad en la muerte de Eduardo Leguizamón le pidió perdón a su familia. El relato del exfuncionario además incluyó detalles médicos acerca de su padecimiento de diabetes.

“Es posible que yo haya cometido algún tipo de sobrealimento, y me haya producido la baja de la diabetes, porque uno toma pastillas en un horario fijo. Si uno no come, la pastilla hace el efecto y lo hace bajar el nivel de azúcar. Una persona con 40 a 30 no maneja todos sus movimientos", dijo.

No obstante reconoció: “no quiero evitar la condena a pesar de que estoy en desacuerdo con la misma. Primero pido perdón a la gente que hice daño, porque no quise hacerlo. Nunca me pasó, ni atropellé a un perro, hace 30 años que viajo a Diadema de noche y de día, hasta cinco veces por día auxilié muchos accidentes pero nunca tuve uno. Ese día quizás comí temprano, a las 18 de la tarde tenía el azúcar baja, ese día estaba raro un poco lluvioso, pero no vi la bicicleta, no vi el ciclista, no fue una cosa predeterminada. El dolor de la familia lo entiendo, yo me quise suicidar a los dos días porque maté una persona. Yo lo asumí. Yo morí con la persona porque a mí me pasó lo mismo. No maté nunca a nadie, es muy duro asumir lo que me pasó. Mi señora me encontró mal y le tuve que decir”.

A pesar de su declaración, Moreno seguirá tras las rejas, así lo determinó el juez Miguel Ángel Caviglia.

LA FAMILIA DEL CICLISTA CONFORME CON LA DECISION DEL JUEZ

Al finalizar la audiencia Ana Toro, la esposa de Leguizamón, en diálogo con Comodoro 24 se manifestó conforme con el accionar de la Justicia, aunque reconoció que todo el entorno del ciclista permanecerá como “víctima pasiva” del accidente.

“Tiene prisión efectiva, esto no es reparador. Supuestamente pidió perdón y alegó hoy que tenía una enfermedad, cosa que no había dicho antes. Estamos conformes porque queríamos que se haga justicia que reciba lo que se merece por su acción. Todas las instancias dicen lo negligente y despiadado que fue con mi marido. Se hizo justicia por mí y por mis hijas. Somos víctimas pasivas porque a Eduardo nunca más lo vamos a tener. Queremos creer que todavía hay justicia”, concluyó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico