Municipales de Caleta bloquearon avenida de acceso a zona céntrica

Los manifestantes cortaron por más de tres horas la calle Leandro Alem, pero su principal propósito fue bloquear el edificio del SUPeH, que es alquilado por la comuna y está siendo refaccionado.

Caleta Olivia (agencia)

Las medidas de fuerza que llevan adelante un sector de los trabajadores municipales de planta permanente se reflejaron ayer por más de tres horas con un bloqueo a las dos manos de la avenida Leandro Alem que es el acceso norte a esta ciudad, justamente en la esquina con calle Juan Manuel de Rosas.

En ese sector convergen tres instituciones públicas: la delegación de la Secretaría Provincial de Trabajo, la Cámara del Crimen y el edificio del otrora poderoso Sindicato Unidos Petroleros e Hidrocarburos (SUPeH) que actualmente es alquilado por la comuna.

En éste último lugar funcionan los estudios de la FM Municipal, la Supervisión de Comunicaciones y otras oficinas, pero en pocas semanas más albergará a todas las dependencias de la Supervisión de Tránsito, por lo cual está siendo sometido a trabajos de refacción.

El corte de la avenida se concretó entre las 9:30 y las 13 pero solo perjudicó a algunos camioneros ya que policías y algunos inspectores de tránsito no plegados al paro desviaron la circulación de la flota pesada por otras calles que emplman con la Ruta 3, en ambos sentidos.

De hecho, quedó en evidencia que el principal propósito de los huelguistas que demandan completar el pago de salarios de agosto a las categorías más altas del escalafón (módulos 5, 6 y 7) era interrumpir las obras de remodelación del edificio de planta baja y dos pisos.

Para ello varios de ellos se plantaron en la puerta de acceso y colocaron cubiertas, motivando que otros municipales que se hallaban realizando las reparaciones de esa infraestructura se retiraran del lugar.

En tanto, la mayoría de los manifestantes que oscilaba en el medio centenar, permaneció bloqueando las dos manos de la avenida y prendió fuego a varias cubiertas, una de ellas sobre la nueva carpeta de pavimento que se colocó hace pocos meses.

SIN RECURSOS

Inicialmente se pensó que el intendente Facundo Prades se encontraba en ese lugar, donde funciona su despacho alternativo desde que el edificio central de la comuna volvió a ser objeto de cotidianas protestas.

Sin embargo, fuentes confiables indicaron que había viajado a Río Gallegos para gestionar una nueva ayuda financiera ante el Gobierno provincial, en tanto también espera que Nación envíe otra partida de ATN, solicitud que ya es una constante mensual.

Lo concreto es que hasta avanzada la tarde de ayer no surgieron novedades sobre ambas fuentes de recursos y tampoco hay opción de recursos propios ya que las oficinas de Rentas están cerradas por el paro que tiene dispar acatamiento.

Con todo, la situación laboral, social y económica sigue tensándose, sobre todo teniendo en cuenta que en pocos días más se vencerá el plazo de pago de los sueldos de septiembre, a lo que se suma las serias disputas internas que existen entre dirigentes gremiales del SOEMCO con algunos delegados de sectores y parte de las bases.

Finalmente, voceros de los huelguistas señalaron que de continuar este panorama, endurecerán las medidas de fuerza y aunque se abstuvieron de adelantar detalles, no se descarta que otro de los objetivos sea entorpecer el acto de inauguración de las obras de remodelación del gimnasio del barrio Gobernador Gregores que inicialmente está anunciado para el viernes.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico