Muñoz aceptó declarar y manifestó que Bustamante fue quien asesinó a Cueva

Renzo Muñoz responsabilizó a Leonardo Bustamante –quien continúa prófugo– por el asesinato de Alexis Cueva, cuyo cuerpo fue hallado el jueves último en la desembocadura del arroyo La Mata. Asegura que no participó del homicidio ni que ayudó a Bustamante a deshacerse del cuerpo, pero dijo que en su primera declaración mintió porque el homicida lo había amenazado con matarlos a él y a su madre.

Durante la mañana de ayer se desarrolló en los tribunales penales de Comodoro Rivadavia la audiencia de control de detención y apertura de la investigación preparatoria contra el imputado Renzo Muñoz por el homicidio de Alexis Cueva. La representante de fiscalía solicitó que se declarara legal la detención y que se le formalizara el delito a partir de la calificación legal provisoria de “homicidio simple” en calidad de coautor para Muñoz y que se dictara su prisión preventiva. Mientras, las defensoras plantearon su inocencia y requirieron su libertad o subsidiariamente su arresto domiciliario. Finalmente la jueza determinó la prisión preventiva por el término de tres meses.

La audiencia fue presidida por la jueza penal Raquel Tassello. Por el Ministerio Público Fiscal asistieron las funcionarias de fiscalía, Fabiola López e Inés Bartels, mientras que la defensa de Muñoz fue ejercida por las abogadas particulares Elizabeth Yapura y Roxana Cruz.

Las funcionarias de fiscalía solicitaron que se declarara legal la detención de Muñoz ya que pesaba sobre el mismo una orden de captura dictada por un juez penal competente. Seguidamente se realizó un breve relato del delito a investigar. Señalaron que el sábado 23 de noviembre, entre las 18 y las 22:30, Renzo Fernando Muñoz, Leonardo David Bustamante y un testigo se encontraban reunidos en la casa de éste último, en Los Nogales al 800 de Comodoro Rivadavia. En ese momento llegó la víctima, Alexis Esteban Cueva, quien se quedó con ellos compartiendo unas bebidas.

En un momento dado, cerca de las 22:30 del mismo día, se retiraron del lugar Muñoz, Bustamante y Cueva a bordo de un Fiat Punto, propiedad de Bustamante.

Según la fiscalía, por motivos que hasta la fecha se desconocen y en un lugar todavía no determinado, entre las 22:30 del sábado 23 de noviembre y las del jueves 28 de noviembre, Muñoz y Bustamante dieron muerte a Cueva con el uso de un arma blanca. Le asestaron siete puntazos en el cuello, lo que le provocó la muerte.

Posteriormente, ambos imputados trasladaron el cuerpo de Cueva en el vehículo señalado y arrojaron el cadáver en inmediaciones del arroyo La Mata, sobre el camino Juan Domingo Perón, a la altura de la puerta 4 que da ingreso al autódromo General San Martín.

En ese lugar fue hallado el cuerpo el jueves 28 de noviembre por la tarde, a partir de los rastrillajes efectuados por la policía en el lugar, a partir de la activación del teléfono de la víctima en esa zona.

Las funcionarias fiscales calificaron provisoriamente el caso como “homicidio simple” en calidad de coautor para Muñoz y solicitó el plazo de ley, seis meses de investigación. Mientras tanto, Bustamante todavía no pudo ser ubicado y tiene pedido de captura.

CULPO AL PROFUGO

El imputado Muñoz accedió voluntariamente a declarar. Relató que ese sábado salió de trabajar y concurrió a la casa de otro joven a tomar cerveza junto a Bustamante. Luego se sentía medio mareado y se subió al auto de Bustamante junto a Cueva.

Sostuvo que Bustamante y Cueva iban discutiendo. Luego despertó en la casa de Bustamante y seguían discutiendo. Dijo que Bustamante y Cueva ingresaron al baño –“eran homosexuales”- y se escuchó algo que se rompió.

Muñoz narró que al escuchar el golpe, él se dirigió al baño y abrió la puerta, observando que Cueva perdía mucha sangre y Bustamante le decía “ayudame, ayúdame”. Luego Bustamante lo llevó al auto y quería que él lo ayudara a cargar el cadáver, pero dijo que se negó. Salieron y en un momento dado, Bustamante se detuvo en un descampado, sacó a Cueva y lo tiró.

También refirió que mintió porque fue amenazado por Bustamante y que por la misma razón huyó hacia Córdoba.

Mientras, las defensoras argumentaron que Muñoz se entregó voluntariamente ya que quiso ponerse a derecho y que nada tiene que ver con el delito. Solicitaron su libertad o subsidiariamente su arresto domiciliario.

Mientras, las funcionarias de fiscalía requirieron el plazo de ley para concluir con la investigación y que se mantenga la prisión preventiva de Muñoz por seis meses. Fundaron el pedido en la existencia de elementos de convicción suficientes para tenerlo como probable partícipe del delito, la gravedad del mismo y los peligros procesales de fuga y entorpecimiento existentes.

Finalmente la jueza penal resolvió declarar legal la detención de Muñoz y dio por formalizado el caso, por anoticiado al imputado del mismo y por asegurada su defensa técnica. Dictó también la prisión preventiva de Muñoz por el término de tres meses e igual plazo de investigación.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico