Nigeria suspendió Twitter indefinidamente 

A través de la Comisión Nacional de Comunicaciones, el gobierno africano pidió cerrar las cuentas en la red social y sancionará a quienes no cumplan.

Nigeria suspendió de manera indefinida el acceso a Twitter y ordenó que los medios de comunicación cierren sus cuentas. La decisión fue tomada luego de que la compañía borrara un post del presidente Muhammadu Buhari por incitar presuntamente a la violencia.

La indignación del país africano, cuya población joven adoptó la plataforma como una herramienta de protesta social, no tardó en aparecer cuando el órgano nacional de regulación audiovisual (NBC) advirtió el lunes que cualquier uso de esta red social sería considerado "antipatriótico".

Según el gabinete de investigación estadística con sede en Lagos NOI Polls, más de 120 millones de nigerianos tienen acceso a internet y casi el 20% de ellos dicen tener una cuenta de Twitter. Los estudios además revelan que en Nigeria se navega para "dar voz a los que no la tienen", o incluso "para interpelar al gobierno sobre lo que va mal en el país", según NOI Polls.

"Twitter es un medio para que la sociedad civil se exprese, se movilice, alerte a la opinión pública internacional", subraya Manon Fouriscot, experta en el uso de las redes sociales en África.

En octubre pasado, el movimiento #EndSARS contra la violencia de la unidad policial SARS, que se transformó en una plataforma juvenil contra el poder, estalló en Twitter antes de tomar las calles.

#EndSARS, respaldado por iconos afropop con millones de suscriptores y por importantes influencers internacionales, fue durante dos días el hashtag más compartido en el mundo. Le siguieron las protestas más multitudinarias de la historia moderna de Nigeria, que hicieron temer una desestabilización del gobierno antes de ser sofocadas de forma cruenta.

"En los últimos años, el gobierno nigeriano ha reforzado el control de los medios de comunicación digitales", afirma Kian Vesteinsson, investigador de Freedom House, un organismo de vigilancia de derechos humanos. "Los periodistas y los grupos de prensa nigerianos afirman haber sido blanco de vigilancia digital y víctimas de ciberataques relacionados con las fuerzas de seguridad", concluye.

Pero la suspensión indicada por las autoridades, que aseguran que la plataforma quería desestabilizar el país dejando que los separatistas de Biafra se expresen y suprimiendo los tuits de Buhari, fueron más lejos.

El uso de una VPN (red privada virtual) que permite el acceso a Twitter esquivando el bloqueo en Nigeria, también se considerará un delito, advirtió el ministro de Información, aunque no se votó ninguna ley en este sentido en el Parlamento.

Las organizaciones de derechos humanos afirman que esto viola los principios de las libertades fundamentales establecidos en la Constitución de 1999, fecha oficial del fin de los regímenes militares.

Por su parte, DAAR Communications anunció haber presentado una denuncia por los daños a sus intereses económicos. Algunos medios, como Arise TV, siguieron usando Twitter para compartir las noticias del día, desde sus oficinas en Inglaterra o Estados Unidos para eludir la directiva.

"Nigeria ha vuelto a la dictadura", dijo Kola Tubosun, escritor nigeriano, en un editorial de la revista internacional Foreign Policy. "Se tiene la sensación de estar en 1984, gobernado por un régimen militar", escribe en referencia al año en que el presidente, entonces general, encabezó el país por primera vez, después de un golpe de Estado.

Pero la juventud 2.0 ya se está reorganizando en las redes sociales bajo el hashtag #KeepItOn ("continuad") e intenta organizar un movimiento para el 12 de junio.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico