Padín: "es importante el clásico, pero el objetivo es el Regional"

El entrenador de Huracán sostuvo que la goleada sobre Newbery es un gran paso en medio de un camino donde, lo mental, incide en "un noventa por ciento", según analizó.

Carlos Padín festejó su primera victoria en el clásico mayor del fútbol de Comodoro Rivadavia, tras la goleada de Huracán por 3-0 como local frente a Jorge Newbery.

El “Globo” sigue arriba en el certamen local, junto a la Comisión de Actividades Infantiles y, si bien advierteque no pueden descuidar este campeonato, todos los cañones apuntan al Torneo Regional Federal Amateur, en busca del ascenso al Federal A.

- Carlos, ¿cómo viviste este primer clásico ganado de forma tan contundente?

Lo viví a mi manera, en soledad, en mi casa, haciendo videollamadas con mi familia. Fue raro, porque al estar lejos tampoco había podido festejar el Día del padre. Trabajamos mucho y se hizo larga la semana. Lo disfruto con tranquilidad, sabiendo que si bien es un clásico y es impresionante, es un partido que nos dio tres puntos y que nos da un envión pensando en nuestro objetivo, que es el Regional.

- ¿Cómo fue la previa?

Uno se lo va imaginando al partido todos los días. Yo estaba muy tranquilo porque los chicos habían trabajado muy bien en la semana, así que no estaba nervioso. Las últimas 24 horas, obviamente, te ponen un poco ansioso. Esas horas previas son de una ansiedad extrema, pero traté de estar tranquilo y transmitirles tranquilidad a los jugadores. Gracias a Dios, salió el partido que teníamos pensado.

- Hubo una apuesta con Ponce. ¿Cuál fue la apuesta?

(Risas). El ayudante de campo que tuve en Boxing se llama Misael ‘Choe’ Vera y es el técnico de la selección de fútbol de salón de Río Gallegos. Venían de Mendoza. Pararon acá, en la estación de servicio, y me dio un short de la selección de fútbol de salón. Cristian (Ponce) vio el pantalón y me dijo que le gustaba. Entonces le dije que si hacía dos goles se lo daba. Así que cuando terminó el partido, me vino a abrazar y me dijo “cuando lleguemos al departamento me das el pantalón” (risas). Después lo vi y andaba con el pantalón corto puesto.

- Esto demuestra cómo pudieron distenderse, dentro de la tensión que puede generarse antes de un clásico.

Yo soy una persona que trata de desdramatizar el fútbol todo el tiempo, que es un deporte, que en Argentina lo hicimos como algo de vida o muerte. Hay que darse cuenta que los jugadores no son robots, que son personas, a veces muy jóvenes, y tienen un nivel de exigencia muy grande sobre los hombros. En la charla técnica arranqué haciendo un chiste, como para que se cortara ese ambiente de tensión que había. Cuando llegué al fútbol de Comodoro, me criticaron porque dije que el fútbol era 80 por ciento mental. Y tenían razón, me equivoqué: el fútbol es 90 por ciento mental. Si uno está bien, está compenetrado y consustanciado con un proyecto, el jugador te entrega todo.

- Claro. Si no estás bien de la cabeza, no te va a salir, por más bueno que seas.

Exactamente. El ejemplo más claro es Messi con la selección argentina.El logro más grande que ha tenido Scaloni, es tenerlo feliz al 10. Eso hace que todo sea más fácil, que el tipo quiera venir a jugar con la selección argentina, que disfrute con los compañeros, que los extrañe, que esté pendiente. Ese es el mérito más grande de Scaloni.

- Está en uno trasladar eso allugar donde está.

Uno aprende de los grupos que tiene. Todos los grupos son distintos, son treinta voluntades diferentes, más las tres voluntades del cuerpo técnico. Todos pensamos diferente, pero tenemos que encontrar el punto en común para ir para adelante. El punto en común es tratar de llegar al Regional de la mejor forma para hacer un gran torneo, que es lo que Huracán se merece. Cuando nos alineemos todos en eso, Huracán es de otra categoría.

- Está llegando ese mensaje entonces, teniendo en cuenta el triunfo que se logró.

Sí, los jugadores saben que estamos en el camino correcto. Es la única profesión del mundo que rinde examen todos los domingos, porque de un domingo al otro podés pasar de ser héroe a villano. Ya veníamos haciendo buenos partidos, pero la gente quiere ganarle a Newbery. Hoy, desde este lugar, después de haber ganado, te puedo decir que tenemos que tratar de hacerle entender a todo el mundo que la luz en el fondo está en el Regional. Es importante ganarle a Newbery, pero el objetivo final es aquel. No lo perdamos de vista.

- Y encima van punteros en el torneo local, algo que tampoco pueden descuidar.

¡No, más vale! Nosotros, cuerpo técnico y jugadores, sabemos que en este club, que es el más grande la Patagonia, tenés que ganar todo lo que juegues. Eso lo tenemos re claro, y que el objetivo es el Regional, pero en el camino tenés que ganarle a la CAI, a Newbery, salir campeones locales, golear, gustar, hacer veinte pases antes de hacer un gol y trabar con la cabeza. Esto también lo sabemos, pero nuestro objetivo final lo tenemos en la mira, hacia adelante, siempre.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico