Perpetua para el asesino de Diana Sacayán sin el agravante de "travesticidio"

La Cámara de Casación Penal confirmó la pena de prisión perpetua para Gabriel David Marino por el asesinato de Diana Sacayán y en una polémica sentencia quitó el agravante de "odio a la identidad de género", por primera vez empleado en este caso en 2018.

La Sala Nº 1 de la Cámara de Casación Penal confirmó la pena de prisión perpetua para Gabriel David Marino por el homicidio de la dirigente trans Diana Sacayán, cometido en octubre de 2015 en el barrio porteño de Flores. La sentencia quitó el agravante de "odio a la identidad de género", que fue por primera vez empleado en este caso en 2018.

La Cámara en una resolución por mayoría dictada el 2 de este mes resolvió "rechazar el recurso de casación interpuesto por la defensa de Marino y confirmar la condena impuesta, con la sola rectificación de la subsunción legal, la que deberá encuadrarse en el Art. 80, inciso 11° del Código Penal -­homicidio calificado por haber mediado violencia de género­-".

Los camaristas revocaron el agravante de "travesticidio" de la condena dictada por el Tribunal Oral Criminal 4 porteño en junio de 2018, cuando consideraron que Moreno había actuado por "odio a la identidad de género" de la dirigente trans, en una resolución judicial sin precedentes.

La Ministra de las Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta criticó la decisión de la justicia y escribió en su red social que "evidencia la falta de perspectiva de género en la administración de justicia de nuestro país. La necesidad de transformación es urgente".

Sacayán, quien tenía 39 años, había nacido en Tucumán y era una activa militante por los derechos sexuales, fue asesinada en el interior del departamento de la avenida Rivadavia al 6700 y su cuerpo fue hallado dos días después amordazado y atado de pies y manos. La autopsia reveló que la víctima presentaba 27 lesiones en su cuerpo, 13 de ellas producidas por un cuchillo de una hoja de 20 centímetros que fue secuestrado en la escena del crimen.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico