Por rotura de motor una avioneta aterrizó en un tramo de la autovía en construcción

Ocurrió ayer a la mañana, cuando la aeronave volaba a 900 metros de altura y a 175 kilómetros por hora. Los tripulantes percibieron un ruido en el motor seguido de fuertes vibraciones. No se registraron heridos.

Caleta Olivia (agencia)

Una avioneta Piper Cherokee, tripulada por un instructor y un alumno del Aeroclub "13 de Diciembre" de Comodoro Rivadavia que ayer se dirigía hacia la localidad santacruceña de Comandante Luis Piedra Buena, sufrió la rotura de su motor y debió aterrizar de emergencia en un tramo asfaltado de la autovía en construcción.
La aeronave monomotor de antiguo modelo, de 180 caballos de fuerza y matrícula LV-IGX, volaba a unos 900 metros de altura (3.000 pies) y a 175 kilómetros por hora (110 millas), cuando alrededor de las 9:50 los tripulantes percibieron un ruido en el motor seguido de fuertes vibraciones.
El piloto instructor, José Luis Orsi, y el alumno avanzado Brian Itsaxxa, de 18 años, tomaron rápidamente la decisión de buscar un sitio apropiado para el descenso, lo que comunicaron al piloto de otra aeronave similar que iba delante de ellos con el mismo destino. Le hicieron saber que la falla era evidentemente grave ya que el motor perdía potencia y resultaba imposible retornar al aeródromo comodorense.
Por suerte, no tenían que arriesgarse a bajar en el viejo trazado de la Ruta 3 -que por esa hora tenia fluido tránsito vehicular- ya que lateralmente había varios tramos de la autovía en construcción cubiertos con impresión asfáltica.
Con gran profesionalidad, Orsi y su copiloto asistente descendieron en cercanía del acceso a la estancia El Mangrullo, unos 25 kilómetros al norte de Caleta Olivia, tras sobrepasar un pequeño montículo de tierra y carretear no más de 150 metros, sin ninguna consecuencia para sus integridades físicas.
Incluso en ese momento el motor terminó por detenerse y, al descender, los tripulantes notaron una gran mancha de aceite que caía por el tren de aterrizaje delantero.
Circunstanciales automovilistas que habían presenciado la maniobra de emergencia se detuvieron para prestar ayuda, pero ello no fue necesario e incluso muchos hicieron propicia la oportunidad para tomar fotografías o realizar filmaciones ya que no es habitual presenciar una emergencia aérea.

HABIA SIDO SOMETIDA A SERVICIO DE MANTENIMIENTO

Por otra parte pudo saberse que la aeronave pertenece al Aeroclub Piedra Buena y que el fin de semana se le había realizado un servicio de mantenimiento regular, aunque no se habría detectado ninguna falla de motor.
Orsi e Itxassa tenían la misión de entregarlo a esa institución santacruceña y preveían retornar en el otro Piper de mayor capacidad, el cual al momento de la emergencia volaba pocas millas adelante.
Salvo el motor –al que se le clavó una biela-, la pequeña aeronave no acusó ningún tipo de daños estructurales y a la improvisada pista de aterrizaje arribó en principio personal policial de la Comisaría Ramón Santos,
Posteriormente lo hizo una comisión de la delegación Comodoro Rivadavia de la Agencia Nacional de Aviación Civil (ANAC) encabezada por su titular, Juan Costa, presumiéndose que luego se daría intervención a otro organismo aeronáutico, la Junta de Investigación de Accidentes Aeronáuticos Civiles (JIAAC).

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico