Preventiva a imputados por el robo armado en supermercado chino

En una audiencia de control desarrollada en sala de oficina judicial de tribunales en Trelew, el Ministerio Público Fiscal imputó a Elías Reyes y Nicolás Calvo como coautores de un robo cometido en un supermercado chino, ubicado en una zona de las calles Urquiza y Muzio de esta ciudad.

El funcionario de fiscalía Aldo Nizetich expuso un amplio detalle de todo lo ocurrido, de acuerdo a las declaraciones efectuadas por el personal policial que intervino al observar movimientos sospechosos en el local, y el testimonio de personas afectadas que fueron tomadas como rehenes por los intrusos. De acuerdo a los numerosos elementos colectados, el hecho ocurrió el 19 de febrero cerca de las 9:15, cuando Reyes y Calvo accedieron al comercio, el primero portando un arma de fuego y el restante un destapador a modo de arma blanca.

Allí se abalanzaron sobre el propietario, lo amenazaron con el arma de fuego y lo golpearon tirándolo al piso, a la vez que lo amenazaban y pedían por dinero. En esos instantes ingresa una persona que también es sorprendido por los delincuentes, quienes además vestían con gorra y anteojos oscuros y cubrían sus manos con guantes de látex. El cliente fue tirado y arrastrado hacia un sector, donde se lo contuvo con atadura de pies y manos utilizando alambre.

La misma suerte corrió otro hombre que llegaba, como todas las mañanas, ya que es el verdulero del local, y apenas entró fue tomado de sus brazos, colocándose al lado de la otra persona. También le ataron las manos con alambre y se le pidió que entregara sus pertenencias, haciéndose los agresores de unos setecientos pesos. A todo esto, además se hacían de teléfonos celulares, tanto del propietario como de quienes habían arribado al sitio.

Cuando estaban llevando adelante su cometido, arribó una patrulla policial y dos de sus efectivos entraron en una lucha cuerpo a cuerpo, siendo amenazados con el arma de fuego y con el destapador.

Calvo y Reyes lograron zafar de ese accionar y huyeron, pero Calvo es detenido a unos cincuenta metros del lugar, mientras Reyes intentó refugiarse en algún patio vecino, de donde fue corrido, tras saltar varios techos y ser perseguido por otros móviles policiales, que logran detenerlo en Carrasco y Alem. En ese trayecto fue desligándose de teléfonos celulares sustraídos y una campera negra que tiró en un taller mecánico.

El doctor Nizetich enumeró todos los elementos secuestrados: los alambres utilizados para ataduras de rehenes, un arma de fuego con cinco balas en su interior y el destapador utilizado. Por otra parte, se consiguió dar con la campera dejada por Reyes y los teléfonos celulares. Las cámaras de seguridad del supermercado lograron registrar nítidamente a las personas actuantes y buena parte de lo sucedido, por lo que se identificó a Reyes y Calvo también de acuerdo a las prendas de vestir, que son las mismas con las que concurrieron a la audiencia.

La calificación jurídica es la de robo doblemente agravado por haber sido cometido con la utilización de armas, una de ellas de fuego, en carácter de coautores y en grado de tentativa. A cargo de la investigación estará la fiscal general María Tolomei. El funcionario de fiscalía pidió la prisión preventiva observando la existencia de probable autoría, el peligro de fuga y entorpecimiento, enfatizando sobre la gravedad del hecho y la expectativa de pena, además de la influencia que podrían ejercer sobre testigos para un futuro debate.

DOS MESES DE PRISION

El Juez César Zaratiegui coincidió con el Ministerio Público Fiscal en el peligro de fuga y valoró la cantidad de elementos presentados que inciden en la posibilidad de lograr la presentación de una acusación antes del plazo previsto para la investigación que es de seis meses. Así, dispuso que Elías Reyes y Nicolás Calvo, que fueron defendidos por Javier Allende, permanezcan en prisión preventiva, en principio por el término de dos meses, reafirmando la calificación provisoria esgrimida, por la cual dejó establecida la apertura de investigación.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico