Primer condenado en Chubut por una estafa virtual

Esteban Alcoba Sciortino, de 44 años, estafó a seis chubutenses con ventas de cámaras fotográficas digitales de entre 40 y 65 mil pesos. Recibió una condena de dos años y ocho meses de prisión condicional.

Esteban Alcoba Sciortino se convirtió este viernes en la primera persona condenada en Chubut por una delito de estafa virtual, tras una investigación realizada por la Unidad Especializada de Cibercrimen.

El hombre, oriundo de Corrientes, recibió la pena de dos años y ocho meses de prisión condicional. Además, deberá enfrentar todos los costos del proceso penal en su contra y ser sometido a las respectivas demandas civiles que ahora le iniciarán sus víctimas.

Alcoba Sciortino produjo numerosas estafas en todo el país, pero solo pudo ser perseguido judicialmente por los seis hechos cometidos en Chubut.

Las seis estafas fueron probadas y la Unidad Especializada en Ciberdelitos mantuvo permanentemente informadas a las víctimas sobre los alcances del juicio abreviado que se realizó y sus alcances para la posterior demanda civil.

Asimismo, en el fallo de la jueza Breckle, a Alcoba Sciortino se le impusieron las costas del debate, las costas de la investigación para lo cual los fiscales presentaron una liquidación y se le decomisaron siete celulares, una CPU y una notebock, que fueron considerados por los investigadores como “instrumentos del delito”. Todos estos elementos serán destinados a entidades de bien público. Su defensor Omar López dio el consentimiento para toda le pena y las costas impuestas.

LA INVESTIGACION

Se trata de la primera investigación que realizó la Unidad Fiscal Especializada en Cibercrimen y Ciberdelito de Chubut. La base de la misma fueron las denuncias de una víctima de Rawson, dos de Puerto Madryn, una de Rada Tilly, una de Trelew y la restante de Comodoro Rivadavia.

Todos fueron tentados por la venta de cámaras fotográficas digitales con precios que orillaron entre los 40 y 65 mil pesos.

Las denuncias comenzaron a llegar a la Fiscalía de Rawson donde tiene su base operativa provincial la Unidad Fiscal Especializada en Ciberdelito. A partir de ahí se realizaron varios allanamientos donde se secuestraron importantes elementos y soportes de comunicación e informática, además de un vehículo.

En uno de los procedimientos se secuestró el teléfono celular del condenado, ya que se lo consideró una herramienta clave en cuanto a la información. Así se pudieron probar sus contactos con los clientes engañados, la creación de cuentas de WhatsApp y de cuentas para el depósito del dinero por los elementos de electrónica que nunca llegaron a sus compradores.

Martín Alcoba Sciortino, que es diseñador industrial, tiene 44 años y fue detenido en su casa de la ciudad de Corrientes. Luego siguió el proceso en libertad, aunque con condicionamientos.

Fuente: Ministerio Público Fiscal de Chubut

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico